Otra pifia monumental de Higuaín con Argentina

Ilustre cañonero que ha anotado 231 goles con clubes de la talla de River Plate, Real Madrid, Napoli y Juventus, la carrera del “Pipa” ha sido marcada por sus pifias monumentales, sobre todo con la selección argentina.

Por AP

Faltando diez minutos para el final Argentina empataba 1-1 con Nigeria y estaba afuera de la Copa Mundial. Gonzalo Higuaín tuvo en sus pies el gol que clasificaba a su equipo y desde posición inmejorable… mandó el balón a las nubes.

Otra vez

Ilustre cañonero que ha anotado 231 goles con clubes de la talla de River Plate, Real Madrid, Napoli y Juventus, la carrera del “Pipa” ha sido marcada por sus pifias monumentales, sobre todo con la selección argentina.

“Lo único que importa es que hemos jugado un partido de ganar o morir y afortunadamente ganamos uno de esos partidos donde si no lo conseguís, te vas”, comentó Higuaín a los periodistas que le preguntaron sobre su falla. “Después de que ellos convirtieron el penal, nosotros jugamos con intensidad. Eso puede llevar a que tengas algunas fallas. Yo fallé, quizás porque traté de colocar el balón, pero la manera en que hemos podido sacar el resultado nos deja muy contentos”.

Argentina perdió tres finales en tiempos recientes, las de las dos últimas ediciones de la Copa América y la de la Copa Mundial del 2014. Las tres pudo haberlas ganado si el “Pipa” hubiera estado más certero en la definición.

El equipo albiceleste cayó 1-0 con Alemania en la final del último mundial tras ceder un gol cuando terminaba un alargue. Higuaín pudo haber evitado el alargue, ya que en el descuento de los 90 minutos enfrentó solo al portero Manuel Neuer y tiró desviado.

Argentina perdió las últimas dos ediciones de la Copa América Argentina, por penales ante Chile. Y en ambas pasó lo mismo: el “Pipa” pudo haber evitado las prórrogas en las postrimerías del partido, y desperdició ocasiones doradas. En una enfrentó al arquero chileno Claudio Bravo y le tocó el balón suavemente por encima, pero la pelota se fue desviada. Y en la otra llegó tarde a un balón cruzado al segundo palo cuando el gol parecía inminente.

En una de las definiciones por penales mandó el balón a la tribuna alta.

Contra Nigeria, el técnico Jorge Sampaoli dejó en el banco a Sergio Agüero, que había jugado los dos primeros partidos, y mandó al terreno a Higuaín. Tuvo un desempeño deslucido en medio de la mediocridad del equipo argentino y la única ocasión clara de gol que tuvo la desaprovechó.

Esta vez, por lo menos su pifia no le costó caro a Argentina pues poco después llegó el gol salvador de Rojo.

“Lo importante es que Argentina está en octavos, que era el objetivo principal”, destacó Higuain. “Nos quitamos presión y evitamos la desilusión de volver a casa de manera anticipada”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo