Medio Maratón de Cobán: la carrera por la igualdad cruza una importante meta

La repartición de los premios en la última edición del Medio Maratón Internacional de Cobán marcó un punto clave en la búsqueda de que los competidores de ambos géneros sean tratados en forma equitativa.

Por Fernando Ruiz

Menos de una semana después de haberse celebrado su edición 44, la tradicional carrera que recorre la cabecera y San Pedro Carchá, en Alta Verapaz, fue noticia y no precisamente por los tiempos, récords o la cantidad de participantes.

Aunque fueron los kenianos Daniel Muteti y Grace Wambui quienes cruzaron la meta en los primeros lugares, no fueron sus tiempos, sino los premios monetarios que recibieron junto con quienes terminaron segundos y terceros, lo que dio de qué hablar.

Los US$10 mil a los que Muteti se hizo acreedor contra los US$7 mil que obtuvo Wambui desataron una serie de críticas hacia los organizadores y los patrocinadores, a quienes se les señaló de trato desigual entre las figuras de élite entre quienes se encuentra la guatemalteca Blanca Orozco, quien subió al podio en el tercer puesto y fue premiada con US$1 mil, algo que contrasta con los U$3 mil que obtuvo el también keniano Julius Koskei.

Una infinidad de comentarios en las redes sociales y en otros espacios de opinión coincidieron en un llamado de atención para igualar los montos, a lo cual accedieron finalmente.

El clamor de quienes promueven que mujeres y hombres corredores sean tratados en forma igualitaria, desde la señal de salida, los puntos de hidratación, los servicios médico hasta la premiación, tuvo un triunfo importante en su causa.

La de Cobán ha sido la primera en su tipo y la cual marca un precedente para el resto en la búsqueda de compensar el esfuerzo sobre la ruta sin importar a qué género pertenezca.

Sobre la ruta se hacen los cambios

•    El comité organizador de la carrera y el banco que la patrocina emitieron comunicados en los que ofrecieron disculpas por lo sucedido e igualar los montos de los premios para los tres primeros en ambas ramas.

•    En la llegada a la meta en el estadio Verapaz, los kenianos Daniel Muteti (US$10 mil), MacDonard Ondara (US$5 mil) y Julius Koskei (US3 mil) ocuparon el podio en varones.

•    La keniana Grace Wambui (US$7 mil), la estadounidense Maddie Van Beek (US$2 mil) y la guatemalteca Blanca Orozco (US$1 mil) fueron las mejores.

Análisis

Rosa Gallardo, exdeportista y miembro del movimiento feminista autónomo

Ha sido una iniciativa muy buena la de igualar los premios de la carrera como un precedente importante para cambiar las políticas que minimizan el trabajo de las mujeres.

Desde todo punto de vista es justo que se les dé a las compañeras lo que merecen y que se les trate como igual conforme a los hombres ya que el esfuerzo de ambos es el mismo para participar en una actividad deportiva, aun y cuando su objetivo no sea ganar, pero sí el de competir.

Históricamente hemos tenido en Guatemala un Estado heteropatriarcal, una sociedad conservadora y es justo que haya políticas de equidad, no solo laboral ni cultural, sino también a nivel deportivo.

Por ello, sin importar de qué país sean ni a qué etnia pertenezcan es justo que el trabajo de las mujeres sea reconocido y valorado en la misma forma en el ámbito del deporte, en este caso del atletismo, para motivarlas a participar en una práctica digna.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo