Londres 2017: Guatemala se enfrenta cara a cara con lo mejor del mundo en la marcha atlética

Erick y Jose Barrondo, José Raymundo y Mirna Ortiz, el equipo guatemalteco de marcha, sale otra vez al escenario competitivo más duro de todos este domingo.

Por Fernando Ruiz

Londres, Inglaterra. Al igual que hace cinco años para los Juegos Olímpicos en los que Guatemala celebró la primera medalla en su historia gracias a la plata de Barrondo, el circuito de The Mall abrirá sus puertas para la batalla entre los mejores exponentes del planeta en la marcha atlética en el día de cierre del Campeonato Mundial de Atletismo.
El circuito que pasará por Tragalfar Square y el Palacio de Buckingham albergará las pruebas de 20 kilómetros en las que el país estará representado por el de San Cristóbal Verapaz, su primo José Alejandro, José Raymundo y Mirna Ortiz.
La especialidad es en la que Guatemala ha tenido sus mejores resultados en la esfera atlética a nivel del Ciclo Olímpico y el circuito de competencias a nivel internacional, y ahora sus cuatro exponentes se medirán contra más de 50 exponentes del resto de países.

En sus marcas

Ortiz será la primera en tomar la partida a las 5:20 horas en Guatemala en su lucha contra las marchistas chinas, europeas y, en el duelo de la región contra la mexicana María Guadalupe González, medallista de plata en los Juegos Olímpicos de Rio 2016.
En su última actuación mundialista, en Pekín 2015, Mirna alcanzó el puesto 12, el cual intentará superar junto con el tiempo de 1:28.31, el mejor en su carrera.
Dos horas después (7:20), sonará el disparo de salida para Barrondo, quien junto con sus dos compañeros, volverá al escenario en el que alcanzó el logro más grande de su carrera e hizo historia para el deporte nacional.
El escenario presenta para los cuatro una exigencia máxima en pos de la superioridad a nivel mundial, la cual podrá apreciarse en las diez vueltas que le darán al circuito de 2 kilómetros.

Sin más miedo de la cuenta a las paletas
Fue en la Copa del Mundo de Saransk 2012 en la que Erick sufrió la primera de las descalificaciones que le han hecho pasar amargos momentos como en los 50 kilómetros en los Juegos Olímpicos de 2012, los Mundiales de Moscú 2013 y Pekín 2015 o perder medallas como en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz 2014 y Panamericanos de Toronto 2015.
Superada la lesión en la rodilla que le obligó a operarse luego de Rio 2016, el atleta junto con Mirna y el equipo de Fernández en España, se enfocaron en el trabajo de la técnica que durante esta temporada le permitió salir sin amonestaciones en el Campeonato Nacional de Francia, el Trofeo Lugano, en Suiza, o la Copa Panamericana, en Perú.
“Si bien el riesgo de ver las amonestaciones está siempre ahí, este año hemos mejorado mucho el control de la técnica, lo cual nos ha dado confianza”, explicó Barrondo quien considera que luego de varios años encontró finalmente la forma de corregir las deficiencias que le han costado caro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo