Los corredores kenianos vuelven a hacer suyo el Maratón de Boston

Geoffrey Kirui, en la rama masculina, y Edna Kiplagat, en la femenina, firmaron un doblete este lunes en la edición 121 del Maratón de Boston, la prueba de 42 kilómetros más conocida alrededor del mundo.

Por Fernando Ruiz

Kirui, de 24 años, cruzó la línea de meta con un tiempo de dos horas y nueve minutos. Segundo fue el estadounidense Galen Rupp, que no pudo seguir el ritmo del africano a seis kilómetros de la llegada y cedió 21 segundos. El japonés Suguru Osako terminó tercero, a 51.

En la categoría femenina, la doble campeona del mundo en 2011 y 2013, Kiplagat, logró la victoria a sus 37 años con un tiempo de dos horas, 21 minutos y 52 segundos.

La bahreiní de origen keniano Rose Chelimo (a 59 segundos) y la estadounidense Jordan Hasay (a un minuto y ocho segundos) fueron segunda y tercera, respectivamente.

Kirui rompió la carrera con un esprint devastador a seis kilómetros del final para sentenciar una batalla táctica apasionante con su rival Galen Rupp, medallista de bronce olímpico en los Juegos de Rio 2016.

Kirui saludó y sonrió mientras cruzaba la cinta, dejando a Rupp en el segundo lugar. Rupp luchó desesperadamente para no perder de vista a su contrincante pero no pudo responder cuando Kirui aceleró la marcha. El japonés Osako presenció la batalla desde lejos.

A pesar del triunfo, el tiempo de Kirui no se acercó al récord mundial de maratón, establecido por el keniano Dennis Kimetto en Berlín en 2014 con un crono de 2:02:57.

"(Rupp) es un tipo fuerte, no fue fácil, así que traté de presionar un poco para probarme a mí mismo y vi que no estaba ya conmigo, así que empujé un poco más", desveló el ganador tras la carrera.

Kirui aseguró que ahora planea concentrarse en los maratones después de no encontrar el éxito en los eventos de pista.

En la prueba de mujeres, Kiplagat conjuró una explosión igualmente decisiva en las etapas finales para reclamar la carrera por primera vez. La campeona mundial en 2011 y 2013 cruzó la cinta en 2:21:52 horas y celebró la victoria con sus hijos y familiares.

Rose Chelimo y Jordán Hasay no pudieron seguir su ritmo y tuvieron que conformarse con los otros dos escalones del podio. El Maratón de Boston es el más antiguo del mundo y una de las carreras más prestigiosas de la distancia en el calendario de atletismo.

* Con información de agencias

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo