Los guatemaltecos en Suiza acompañaron en su ruta a los marchistas Barrondo y Ortiz

Los colores azul y blanco estuvieron al lado del circuito del Trofeo Lugano en el que Erick Barrondo y Mirna Ortiz destacaron el domingo.

Por Fernando Ruiz

"¡Vamos Mirna!", "Ánimo Erick!", "Guate, Guate, Guate!" son los gritos que acompañaron el domingo en el circuito ubicado a un lado del Lago de Lugano en el que los marchistas Erick Bernabé Barrondo y Mirna Sucely Ortiz participaron el domingo.

En la competencia ambos lograron sus marcas de acceso para la Copa Panamericana de la especialidad que tendrá lugar en Lima, Perú, en mayo, y dieron un paso importante para clasificarse al Campeonato Mundial de Atletismo programado para agosto, en Londres, Inglaterra.

A diferencia de otros rincones del mundo en los que han competido otras veces por el Circuito de la IAAF y otros eventos, esta vez los marchistas no se sintieron solos dentro del pelotón.

Metros adelante del punto de salida y de meta dos banderas azul y blanco, una bufanda que decía "Guatemala" y las camisolas con la franja que identifica a la selección de futbol, estaban al alcance de la vista de Mirna y de Erick, quienes recorrieron el circuito de dos kilómetros diez veces cada uno.

¿Quienes son?

Dos familias: los del Valle Alvarado y los Molina Marroquín, quienes residen en suelo helvético, los primeros en Zug, ciudad que se ubica a 172 kilómetros de Lugano, y los segundos en Lucerna, a 168.5, no dudaron en llegar a la sede de la competencia en cuanto supieron que los marchistas representarían al país en el evento.

Hace casi cinco años, Ricardo del Valle junto con su esposa Katherine y sus hijos Marcela y Juan José, vivían en Toluca, México, y viajaron a Guadalajara para presenciar las pruebas de 20 kilómetros en las que Barrondo ganó la medalla de oro y Ortiz la de plata en los Juegos Panamericanos.

Luego, una oportunidad laboral para Ricardo les abrió las puertas para emigrar a Suiza hace casi dos años.

"Teníamos muchas ganas de venir a verlos, ellos nos representan muy bien en donde estén y nos emocionamos mucho con su competencia", explica Katherine.

Muy cerca de ellos estaban también Roberto junto con su esposa Andrea y sus pequeños Andrés y Fátima, quienes también disfrutaron al ver muy de cerca a los dos competidores nacionales.

Roberto tiene cerca de diez años de residir en Suiza y al lado de Andrea estuvieron presentes en la edición 2012 del Trofeo Lugano en la que Erick obtuvo la medalla de bronce (el año anterior le fue otorgada la de plata luego de que el italiano Alex Schwazer fue suspendido por dopaje) y detuvo el cronómetro en 1:18.25, la mejor marca de su carrera en los 20 kilómetros.

De cerca

"El apoyo de ellos me animó un montón. Estuvieron en apoyando en cada vuelta y les agradecemos mucho por eso", expresó el medallista de plata en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 quien junto con Ortiz y el entrenador "Paquillo" Fernández compartieron durante un rato con ellos luego de haber completado el evento.

Los autógrafos y las fotografías no se hicieron esperar al lado del de San Cristóbal Verapaz, la dueña del récord nacional y el doble campeón de la Copa del Mundo, quien ahora los entrena en Guadix, Granada.

Los tres apreciaron haber contado con una porra a miles de kilómetros de Guatemala.

Fotos: Marcela y Juan José del Valle Alvarado / especial para Publinews desde Lugano, Suiza

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo