Alberto López Oliva: "Recordar ese día me llena de emoción"

Alberto López Oliva, fue uno de los grandes jugadores que se bañaron de gloria en la conquista del título del Norceca de 1967.

Por Douglas Suruy

Hablar de Alberto López Oliva es sinónimo de uno de los más grandes referentes y aguerridos defensores que el futbol guatemalteco ha tenido en su historia.

El exseleccionado nacional, con la piel erizada y con la camisola en mano con la que ganó el campeonato del Norceca, habló con El Popular de aquella histórica hazaña lograda en Honduras.

Selección Nacional Norceca 1967 Selección Nacional Norceca 1967. Foto: Cortesía

Recordar ese día me llena de emoción, fue algo grande que logramos y disfrutamos saber que hicimos felices a más de seis millones de guatemaltecos”, dijo López.

El defensor también recuerda que el día que jugaron contra México y ganaron 1-0 estaba de cumpleaños.

Casualmente, el día del partido ante México era mi cumpleaños y ganamos el juego que nos encaminó para ganar el torneo”, recordó.

López está feliz por el próximo homenaje que se les hará por la conmemoración de los 50 años del título del Norceca y confesó que le hubiera gustado que ese logro ya no diera de qué hablar.

El título del Norceca sigue siendo bien recordado, me hubiera gustado que ya fuera historia y estar celebrando más logros como la clasificación a un mundial u otro título”, sentenció.

Se cumplirán 50 años de la hazaña

El 19 de marzo de 1967 pasó a la historia del futbol guatemalteco, luego de que la Selección Nacional ganará de manera invicta la tercera edición del torneo Norceca disputado en Honduras.

Alberto López Oliva Alberto López Oliva festeja con Jorge "el Grillo" Roldán. Foto: Cortesía

Este domingo se cumplirán 50 años de la gran faena de aquellos guerreros que consiguieron, hasta ahora el título más importante para el balompié de Guatemala, sin demeritar el campeonato de la Copa Uncaf de 2001.

Alberto López Oliva Alberto López Oliva posa con el dorsal 2. Foto: Douglas Suruy

Ese año, Guatemala ganó cuatro de sus cinco encuentros; ante Haití, Trinidad y Tobago, México, el triunfo más significativo y el que le abrió la brecha al título. Luego venció a Nicaragua y se terminó consagrando como monarca del área de la Concacaf. Solo Honduras pudo sacarle un empate al equipo que dirigió en ese entonces el técnico uruguayo Rubén Amorín (e. p. d.).

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo