Portero confiesa que el cuerpo de su amante fue arrojado a los perros y ahora juega en un nuevo club

La contratación del guardameta en su nuevo equipo levantó una ola de críticas que desembocó en la pérdida de patrocinadores.

Por Reina Damián

Un guardameta brasileño despertó fuertes críticas y sentimientos de repudio al haber sido puesto en libertad y contratado por un nuevo club, después de haber confesado cómo desapareció a su amante, en uno de los países con mayor número de asesinatos de mujeres en el mundo.

El portero Bruno Fernandes, puesto en libertad después de haber purgado parcialmente la pena por el asesinado de su examante, fue presentado este martes por su nuevo club, el Boa Esporte de Varginhas (Minas Merais, sudeste de Brasil).

[gallery gallery_type="article-fullwidth" ids="779577,779580,779581,779579,779582"]

"Estoy muy feliz con esta oportunidad", expresó el jugador, portando la camiseta de este club de segunda división, aún con la inscripción de uno de los patrocinadores que retiraron su apoyo.

"Me estoy preparando dese hace bastante tiempo. Pasar por lo que he pasado no ha sido fácil. Sinceramente, no me preocupa lo que la gente diga por ahí. Me concentro en mi trabajo. Lo importante para mí es volver a empezar", expresó.

El jugador de 32 años fue puesto en prisión en 2010 y en 2013 fue condenado a 22 años y tres meses de cárcel por el asesinato de Eliza Samudnio, de 25 años, con quien tuvo un hijo.

Después de que el cuerpo de la joven no apareció, Fernandes le confesó al juez que el cuerpo desmembrado de Samudio fue arrojado a los perros por los autores materiales del crimen.

Sin embargo la corte suprema ordenó el 24 de febrero pasado, dejarlo en libertad para que siga sus recursos de apelación en libertad.

*Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo