VIDEO. Recibió insultos racistas durante todo el partido y dejó la cancha llorando

El brasileño Everton Luiz abandonó la cancha entre lágrimas tras ser objeto de reprobables insultos racistas desde la grada, durante un partido de la liga serbia.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Los hechos ocurrieron durante un partido de la liga serbia entre el Rad Belgrado y el Partizan Belgrado disputado el domingo.

En el marco del encuentro, hinchas del Rad profirieron reiterados insultos racistas en contra del jugador brasileño del Partizan, Everton Luiz, quien rompió en llanto al abandonar la cancha.

"No pude contener la lágrimas porque tuve que hacer frente a los insultos racistas desde el campo de juego durante 90 minutos".

El partido incluso tuvo que ser suspendido cuando aficionados locales mostraron una pancarta insultando al jugador.

Cansado de los improperios, Everton Luiz hizo un gesto con su dedo en contra de la grada, el cual fue captado por la televisión local. Esto dio pie a una acalorada disputa entre los jugadores de ambos equipos y provocó la intervención de la policía.

El jugador, visiblemente afectado por la situación, se echó a llorar mientras aplaudía a los aficionados de su equipo que acudieron al estadio.

En declaraciones después del partido, Everton Luiz también criticó la actitud de los jugadores del Rad, quienes lejos de evitar el conflicto, se sumaron a la polémica.

"Me impactó la actitud de los jugadores adversarios, en lugar de calmar la situación".

Por su parte, el Partizan Belgrado condenó enérgicamente los actos racistas en contra de su estrella, a quien defendió asegurando que "se ha ganado los corazones de los aficionados".

"Condenamos enérgicamente a los autores de este acto insensato (…) Apoyamos totalmente a uno de los mejores jugadores del club, Everton, quien se ha ganado los corazones de los aficionados durante su estancia en Serbia el pasado año".

El Partizan ganó el encuentro por 1-0 y se colocó en el segundo lugar de la liga serbia, a seis puntos del Estrella Roja.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo