Deportes

VIDEO. Iván Sopegno habla sobre su salida de Comunicaciones

El entrenador argentino Iván Franco Sopegno se refirió a su reciente renuncia a los cremas a los que estuvo vinculado durante 15 años y con los que obtuvo cinco títulos de campeón en la Liga Nacional.

¿Cómo ha sido esta clase de vacaciones repentinas?
(Ríe) Sí, ahora sufro el cambio, antes mi tiempo estaba cubierto y por lo pronto lo aprovecho para estar con mi familia, ahora trato de desconectarme durante un un mes antes de centrarme en seguir en el futbol.

Ha sido un cambio de rutina muy drástico.
Es difícil, por ahora me sirve para llevar a mis hijas al colegio, dedicarme un poco más a mí e ir al gimnasio… recién escribí mi currículo porque nunca lo había hecho; y después analizar qué se ha hecho bien y mal y conocimiento para empezar a organizar el futuro.

¿Cómo ha sido estar lejos de Comunicaciones?
Es una decisión que ya tomé, creo que es la mejor para el club y para mí, sé que Dios va a proveer y vendrán cosas mejores.

¿Por qué esa decisión?
Hay muchos problemas políticos en la institución que no son normales, veo cómo movilizan gente que busca beneficios particulares y siento que hay desunión… pensé que lo mejor era sacrificarme para que la cosa mejorara. Soy alguien positivo que quiere fomentar la unidad con la que logramos muchísimas cosas, no solo en los buenos momentos sino también en los malos.

¿Es injusto que malos resultados en las primeras cuatro fechas del Clausura pesaran más que cinco títulos?
El comienzo no me asustó, es algo común que las cargas de trabajo sean superiores en la parte física al inicio, pero Comunicaciones llega siempre a las instancias finales si se lo propone y está bien dirigido. Tuvimos peores inicios pero muchas veces la ansiedad y la presión que la gente transmite y que aumenta por medio de las redes sociales hace que crezca la ansiedad cuando es necesario un buen ambiente.

¿Y la presión para el técnico?
Es fuerte, tengo el respaldo de haber logrado lo que ningún técnico, ahora soy la misma persona con más capacidad, que me ha hecho pelear a otros niveles pero a veces necesitas de los resultados para estar positivos.

¿Tiene mala memoria un sector de la afición crema?
Después de cuatro juegos no vi un ambiente que sirva de unidad y fue por eso que tomé la medida de alejarme. Creo que al club, si lo dirigen bien, le irá en esa forma porque está muy estable y laboralmente han respetado al jugador. Muchos creen que Sopegno es de los últimos tres o cuatro años, pero tuve 15 en la institución desde que lavaba gabachas en el (complejo Marco) Baldetti hasta que con Willy (Coito Olivera) tomamos al equipo mayor para emparejarnos con el rival (Municipal) en clásicos y en títulos ganados.

¿Se hizo insostenible ?
No, este grupo es muy sano, hemos tenido mas difíciles antes pero manejables con los que salimos campeones… en mi época como jugador aprendí que muchas veces al técnico lo quieren solo los once que juegan o tal vez solo nueve. Si bien hay personalidades distintas en las que hay algunos que se molestan cuando les decís algo y otros lo asimilan de otra manera. Hay jugadores que tuve en diferentes etapas que me han escrito luego de lo sucedido.

¿Tuvo consecuencias en el vestidor la salida de José Contreras y Jairo Arreola?
No, recuerdo que para que ellos estuvieran se fueron antes (Rolando) Fonseca y otros, los recambios son normales en el futbol y cuando te va mal se inventan muchas cosas.

¿Y con la afición?
Con las redes las cosas han tomado auge, hace años, cuando aún no existían, hubo momentos detonantes que no trascendieron, ahora por medio de estas se dicen cosas que no son y la gente las cree. Cuando regresé de la selección vine con un aura difícil porque mi salida la manejaron mal y no pude hacer todo lo que quería.

¿Tuviste diferencias con alguno de ellos?
Tengo una buena relación ellos, siempre lo dije. Al igual que todos necesitaban oxigenarse y buscar otro aire, cuando estábamos en el equipo tuvimos un vínculo laboral, pero ellos han tomado sus decisiones pero no hay mala vibra y les deseo lo mejor.

¿Cómo quedó tu relación con Pedro Portilla y Ángel González?
A pesar de que conté siempre con el apoyo de ambos, la decisión fue personal y he sido bendecido por lo que me ayudaron a crecer.

¿Aceptarías volver al club?
Lo pensaría, pero solo si es para el bien de la institución. No lo descarto.

¿Te sorprende que Fonseca, a quien dirigiste, sea parte de este movimiento que intenta retomar a los cremas?
La vida da muchas vueltas, lo que me sorprende es que Roberto (Arzú) quiera volver después de lo que pasó. No les he puesto mucha atención a sus palabras.

¿Su posible regreso desestabilizó al equipo?
No creo que llegue a ser preocupante. Aún recuerdo que poco después del tetracampeonato el equipo terminó noveno y de eso nadie dice nada. Viví diferentes etapas que me hicieron crecer pero hubo momentos en los que no la pasé bien. Le estoy muy agradecido a “Quique” (Godoy) y a Jorge Raúl (García-Granados), pero fui bendecido por haber trabajado con la administración actual.

¿Hasta qué punto influyó Julio González en la dirección del equipo?
Es una persona con mucho conocimiento y que siempre me dio buenos consejos. Se han ensañado con él como lo hicieron conmigo, mañana lo harán con Portilla y pasado con otro. En ningún momento tuve una imposición.