Las manos de Rodrigo García alejan el cansancio y dolor de los ciclistas

Las manos de Rodrigo García alejan el cansancio y dolor de los ciclistas
Por Publinews

Minutos antes de comenzar una etapa llegan a los ciclistas a calles y avenidas cercanas al punto de meta. Arriban vistiendo el uniforme y con tenis, de esa cuenta se inicia el proceso de preparación donde se vuelve fundamental el trabajo del fisioterapeuta y masajista quien los dejará con los músculos activados para enfrentar la competencia.

Las manos de Rodrigo García son las que tratan a los integrantes del equipo Hino Pizza Hut al que pertenecen pedalistas nacionales como Alder Torres y Brayan Ríos. El masajista tiene 3 años de estar involucrado haciendo su trabajo con ciclistas. La primera parte de su jornada en la 56 Vuelta Ciclística a Guatemala la tiene que hacer en literalmente en la calle.

Su trabajo es un círculo que comienza   a las 5 de la mañana para preparar todo lo necesario que carga en su mochila. Lo que no puede faltar es el vendaje neuromuscular que se adhiere a la piel del deportista cuando presenta dolor muscular o de articulación, producto del cansancio del día anterior, explica.

La faena de la mañana con cada ciclista solo es parte de lo que le espera durante al día a Rodrigo, quien después de la etapa realiza un trabajo para recuperar los músculos y relajarlos. A su criterio, lo ideal es que el competidor pedalee un poco más tras cruzar la meta para regular su frecuencia cardiaca y luego aplicarse hielo para desinflamar, ya que no puede ingerir nada que no sea natural para recuperarse.

Confiesa que no en todas las ocasiones le han salido las cosas como ha querido. Una vez tuvo en sus manos a Danilo “el zorro” Marroquín, a quien le aplicó un tratamiento para relajarlo pero fue tan profundo que al día siguiente el ciclista amaneció “aguado” y no podía ni subirse a la bicicleta “por lo que hubo que reactivarlo otra vez”, recuerda con una sonrisa.

La jornada de Rodrigo puede terminar hasta las 11 de la noche y comenzar 6 horas después. “Lo importante no es que yo esté bien, sino que ellos estén al 100 por ciento” asegura mientras guarda sus implementos en la mochila para correr por el inicio de la etapa.

Loading...
Revisa el siguiente artículo