El campeón México inicia la defensa de su título con un empate

Por Publinews
El campeón México inicia la defensa de su título con un empate

El vigente campeón olímpico de futbol, México, y el campeón del Mundial, Alemania, empataron 2-2 este jueves en encuentro del Grupo C de los Juegos de Rio-2016, en el mundialista estadio Arena Fonte Nova de Salvador.

El azteca Oribe Peralta abrió la cuenta a los 52 con un remate de cabeza inapelable pero Serge Gnabry empató poco después con un gran tiro cruzado (58).

El encuentro enloqueció, a Alemania le anularon un tanto inmediatamente después (60) y Rodolfo Pizarro lo aprovechó para adelantar al Tri (63), pero Gnabry y los germanos no habían dicho su última palabra. 

México y Alemania igualaron 2-2.

El atacante del Arsenal fabricó la ocasión, el arquero mexicano Alfredo Talavera desvió a córner y, en esa acción, Matthias Ginter selló las tablas definitivas (78). 

En la segunda fecha, México chocará con Fiyi el 7 en Salvador mientras que Alemania se medirá a Corea del Sur en la misma ciudad. 

Cerrarán la fase de grupos MéxicoCorea del Sur en Brasilia y AlemaniaFiyi en Belo Horizonte el miércoles.

México y Alemania igualaron 2-2.

México comenzó dominando. Como gritando “yo soy el actual vencedor”, los aztecas se apoderaron del balón y fueron ganando metros en el campo. Sin prisas, con ganas de agradar y de mandar un mensaje desde el primer día.

Pero su control duró poco. Apenas un cuarto de hora, lo que tardó Alemania en desperezarse. Dos avisos en el 13 y el 15 cambiaron el signo del partido. De repente, la valentía mexicana se tornó en timidez y Alemania, la más guapa de la clase en Brasil 2014, se hizo dueña y señora del encuentro.  

Tras el paso por las duchas, México se lavó los complejos, si es que le quedaba alguno, y el siempre peligroso Oribe Peralta, la figura de su selección, batió de cabeza a Horn a los 51 minutos. 

México y Alemania igualaron 2-2.

Y Gnabry se encargó de poner las cosas en su sitio. El atacante erró primero de manera flagrante (57) pero, poco después, no perdonó, al aprovechar un maravilloso pase a la espalda de la zaga y definir con maestría cruzado (59). 1-1 y, aún, media hora por delante.

El que sí valió fue el de Rodolfo Pizarro (60), que se benefició de un remate al horizontal de Peralta y, con el portero batido, la empujó a la red.

Matthias Ginter marcó en el 78, también de cabeza. Otra vez Gnabry en el origen de la jugada. Otro tanto de cabeza. El día de la Marmota en el Arena Fonte Nova de Salvador que, a pesar del resultado, despidió a sus héroes con una ovación digna del espectáculo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo