Así quieren convertir el estadio del Ejército en un moderno complejo

Una inversión de US$100 millones se prevé para convertir el recinto en un escenario de primer nivel.

Por Publinews
Así quieren convertir el estadio del Ejército en un moderno complejo

El estadio “Coronel Guillermo Reyes Gramayo” o del Ejército, puede convertirse en el más moderno en Centroamérica y en el único campo de futbol bajo techo de Latinoamérica en los próximos años.

El proyecto, que sus promotores confían en echar a andar pronto, le daría paso a una completa remodelación del recinto deportivo que se ubica en la zona 5 y del terreno que se ubica a un costado, el cual sería un complemento comercial.

“Lo que buscamos es crear un establecimiento de primer mundo que nos permita albergar desde el futbol hasta eventos de espectáculos, que sea la casa de los partidos del club Aurora y apoyar a que el club de tenis del mismo nombre tenga mejores instalaciones y siga con el desarrollo de grandes jugadores como los que han surgido en él”, explica Javier Arzú, presidente del Grupo Futeca, empresa que recibió el contrato de arrendamiento por el estadio y el terreno que le pertenecen al Instituto de Previsión Militar (IPM), el cual no recibe actualmente ingresos por el uso del recinto.

Este es un arrendamiento de tierra en el que el IPM no gastará un centavo y que tendrá un modelo de pago de renta por vara y el 10% del ingreso bruto“, agrega Arzú.

El proyecto establece que el estadio tendrá una capacidad para 13 mil personas, una cancha de futbol con gramilla sintética y las medidas reglamentarias de la FIFA (105×65 metros), siete de tenis, 3 mil parqueos y un complejo comercial que ocupará el terreno ubicado a un costado.

Firmamos con el IPM dos contratos, uno de dos años para la planificacion, diseño y desarrollo, además del estudio de prefactibilidad del negocio para continuar la fase de planos, licencias y permisos, el segundo de 50 años es para la construcción, que esperamos se complete en cuatro años“, agrega.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo