Alicia Keys y Andrea Bocelli llenaron de música la final de Milán

La "nueva" final de la Champions League incluye un concierto de apertura.

Alicia Keys y Andrea Bocelli llenaron de música la final de Milán
Por: Publinews

La final de la Champions League en Milán fue especial pues se estrenó un nuevo formato de ceremonia que incluye un concierto de apertura previo al arranque del duelo.

Mientras los futbolistas del Real Madrid y Atlético de Madrid se preparaban para saltar a la cancha, la música se hizo protagonista sobre el césped del estadio donde juegan el Inter y AC Milán. 

El terreno de juego se vistió de azul, con el logo de la Champions League en el centro, y en medio de cientos de bailarines y cohetes, apareció la cantante estadounidense Alicia Keys para interpretar varios de sus éxitos.

Al piano, Keys interpretó “Girl on Fire” y “New York”, mientras que junto con sus bailarines, bailó al ritmo de “Empire State of Mind” e “In Common”.

Cuando terminó su presentación, Keys se dirigió hacia donde estaba la “Orejona”, que fue llevada al terreno de juego por Javier Zanetti y Franco Baressi.

Entonces llegó el momento de emoción para los hinchas. Apareció en las gradas Andrea Bocelli e interpretó “Now We Are Free”, tema de la cantante irlandesa Enya, y que fue parte del soundtrack de la película de Ridley Scott, “Gladiador”.

Enseguida, los 22 futbolistas saltaron al terreno de juego mientras en el estadio retumbaban las notas del Himno de la Champions League, el cual también fue interpretado por Bocelli.

La actuación de Alicia Keys dividió opiniones entre los aficionados, pues mientras varios aplaudieron la decisión, otros se quejaron de ello en las redes sociales. Incluso, en las gradas del San Siro los hinchas parecían más ansiosos que emocionados por el miniconcierto, ya que la hora del duelo se acercaba y el espectáculo visual continuaba.

De hecho, este nuevo formato de la final de la Champions League fue tildado por varios usuarios en redes sociales como una “copia” del Super Bowl, el evento más mediático del deporte estadounidense y donde al medio tiempo, se presentan súper estrellas musicales con shows producidos de una forma soberbia.

Una vez finalizado el show, varios voluntarios trabajaron a marchas forzadas para desmontar el escenario, retirar las lonas y tarimas, en el menor tiempo posible pero no pudieron evitar que el juego comenzara cinco minutos después de la hora acordada, algo que no es habitual en las competiciones de la UEFA.

Loading...
Revisa el siguiente artículo