Brasil: ¿Afecta la destitución de Dilma Rouseff a Río 2016?

La presidenta de Brasil fue apartada del poder.

Brasil: ¿Afecta la destitución de Dilma Rouseff a Río 2016?
Por: Publinews


La situación política en Brasil es inestable a menos de 90 días del comienzo de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Este 12 de mayo, la presidenta Dilma Rousseff fue apartada del poder después de que el Senado brasileño aprobara el proceso de destitución o “impeachment” contra ella.

Esto significa que a partir de ahora, Rousseff será una “presidenta espectral”, que recibirá sólo la mitad de su salario y perderá su trato especial como primer mandatario de Brasil.

Michel Temer, vicepresidente y líder del Partido Democrático do Movimento Brasileiro (PMDB), se convertirá en el Jefe de Estado de forma inmediata.

El temor del Comité Olímpico Internacional (COI) es que esta crisis política afecte en gran manera el desarrollo de los Juegos Olímpicos, ya de por sí amenazados por las condiciones sociales de Río de Janeiro, la contaminación de la ciudad y las enfermedades como el dengue, zika y chikungunya.

Pero desde Brasil se envió un mensaje de “tranquilidad” para el COI y el mundo. Fue Eduardo Paes, alcalde de Río, el encargado de difundirlo:

“Tengo la esperanza de que las cosas se pondrán bien. Pero es importante dejar en claro que los Juegos Olímpicos no son parte de la agenda de un determinado gobierno, son parte de una agenda de Brasil”, señaló el alcalde.

¿Transcurrirán en paz los Juegos Olímpicos?

Dilma Rousseff también tiene partidarios que están muy molestos por la decisión que tomó el Senado de apartar del poder a la presidenta y no es de extrañarse que sus protestas vayan tomando fuerza conforme se acerque la fecha de la inauguración (5 de agosto).

Todo porque consideran que el actuar contra Rousseff es en realidad un golpe de estado “encubierto” y que la forma de apartarla del poder fue “ilegítima”. Así, los Juegos Olímpicos serán un importante escaparate para mostrarle al mundo la “injusticia” que se cometió en Brasil contra la política.

Quienes también pueden mostrar su rechazo a la destitución de Rousseff son varios presidentes sudamericanos que son ideológicamente afines a ella. Su manera de protestar sería no asistiendo a la inauguración de Río 2016, donde Michael Temer será el anfitrión.

Evo Morales, de Bolivia, encabeza el listado, pues en varias ocasiones ha mostrado su indignación por el juicio a la presidenta; mientras que otros mandatarios como Nicolás Maduro, de Venezuela, y Rafael Correa, de Ecuador, también apoyan a la brasileña.

En los últimos años, Brasil ha sufrido por crisis económica y política, y el Mundial de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016 han hecho más evidente la situación de este país donde se perdieron 1.8 millones de empleos desde enero de 2015, y donde se espera para este año una recesión económica de 3.8%.

Los problemas del país más grande de Sudamérica afectan el desarrollo de los Juegos Olímpicos e, incluso, hay algunas situaciones que podrían llevarlos al fracaso. En el siguiente video podrán conocer más sobre esta circunstancia.

Loading...
Revisa el siguiente artículo