En la oscuridad y el silencio, también se pueden realizar sueños

En la oscuridad y el silencio, también se pueden realizar sueños
Por: Publinews

El estadio Mateo Flores recibió este martes una visita diferente, no eran jóvenes atléticos ni deportistas olímpicos, sino pequeños soñadores con discapacidad visual y auditiva, que apenas daban sus primeros pasos sobre una pista de tartán.

Pero no eran los únicos, también corrían adultos mayores que veían coronado un sueño que quizá de jóvenes no pudieron conseguir, una medalla que recompensaba su gran esfuerzo de llegar a la meta.

Y es que el silencio y la oscuridad no pudieron impedir la alegría de los niños, jóvenes y ancianos que se presentaron a competir en los séptimos Juegos Deportivos Escolares para Ciegos y Sordos 2015.

Los adultos mayores también tuvieron sus propias competencias.

Al evento asistieron alrededor de 450 personas en edades de entre 5 a 85 años, provenientes de los nueve centros que pertenecen al Benemérito Comité Pro Ciegos y Sordos de Guatemala. 

Se desarrollaron competencias en atletismo, escalada en muro artificial, tenis de mesa, tenis, futbol sala, baloncesto y golbol, en las categorías pre infantil, infantil A y B, infanto juvenil, juvenil y libre.

El acto inaugural se realizó en el estadio Mateo Flores y las competencias se extenderán al Parque Erick Bernabé Barrondo, este miércoles.

Pequeño ganador

A su corta edad, cinco años, Esteban Ruiz ya sueña con llegar lejos. “Estoy muy contento por haber ganado, quería ganar y lo logré, cuando sea grande quiero ser un campeón”, dice Esteban mientras bebe una bolsa de agua pura y su corazón se desacelera. “Me cansé mucho, siento que se me sale el corazón de tanto haber corrido”, contaba entre risas. Él triunfó en los 200 metros en la categoría pre infantil con discapacidad visual.

El pequeño Estaben Ruiz tiene a penas 5 años y triunfo en los 400 metros en la categoría preinfantil.

Ama correr

“Me siento feliz cuando corro, esta competencia no la sentí difícil aunque si me cansé y me duelen un poco las piernas, pero lo hago porque me gusta y espero seguirlo haciendo siempre”, expresó por medio de señas, Lisbeth María Petzey, de 13 años, quien compitió en la categoría juvenil con discapacidad auditiva.

Lisbeth Petzey fue una de las ganadoras, tiene 13 años y compite desde los 6.

“Me satisface ver que los alumnos vienen a demostrar que no hay barreras para hacer deporte y cumplir sus sueños y sus metas”, dijo Omar Hernández, de la organización.

Por su lado, Gerardo Aguirre, presidente del Comité Olímpico Guatemalteco, expresó: Me siento feliz de poder estar aquí, y de ver que ustedes encuentran en el deporte la posibilidad de desarrollarse plenamente y de ser felices, espero que alcancen sus sueños”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo