Rio espera una marea de argentinos

Decenas de miles de argentinos ya estuvieron en Rio para el partido contra Bosnia que ganaron 2-1, cuando se registraron algunos incidentes.

Por: Publinews

AFP AFP

RÍO DE JANEIRO. Rio de Janeiro se prepara para recibir una marea de hasta 100.000 hinchas argentinos para la final de la Copa del Mundo este domingo en el legendario Maracaná, donde el equipo de Messi enfrentará a Alemania.

Los argentinos han sido los hinchas más numerosos en Brasil desde el inicio del Mundial-2014, y aunque la mayoría no tiene entradas para ver los partidos, han seguido a la selección por todo el país.

En el centro de Rio, el “Terreirao do Samba”, una gran plaza donde se celebran conciertos durante el carnaval, ha recibido 140 caravanas argentinas, y ya se ha llenado.

Estacionar el vehículo aquí es gratis para los argentinos, y los hinchas tienen acceso a duchas y baños.

– Del tango al Sambódromo –

La alcaldía decidió abrir el jueves el Sambódromo, donde se celebran los lujosos desfiles del Carnaval, en previsión de la llegada de decenas de miles de hinchas desde Sao Paulo, a seis horas de coche de Rio y donde Argentina ganó a Holanda la víspera en semifinales.

El ambiente en el ‘Terreirao do Samba’ es festivo, y los argentinos entonan su canción preferida del Mundial: “Brasil decime qué se siente, teniendo en casa a tu papá”, comienza, y termina con un rotundo “¡Maradona es mejor que Pelé!”.

“Con un amigo decidimos salir de Santa Fe el miércoles a las dos de la tarde. A las cinco de la mañana seguíamos haciendo dedo para llegar a Brasil. Realmente queríamos vivir esta aventura”, declaró a la AFP Alan Risso, un guardia carcelario de 22 años.

“El sábado vimos el partido Argentina-Bélgica en un camión pero ayer (miércoles) estábamos en la ‘fan fest’ de Copacabana para el partido contra Holanda”, añadió este joven, que duerme en el piso, bajo las estrellas.

Sin esperanzas de un boleto para la final, el domingo intentará como muchos otros acercarse al Maracaná para apoyar a la selección.

– Alfombra roja y mucha seguridad –

Pese a la histórica rivalidad en el fútbol entre Argentina y Brasil, la secretaría de Turismo de Rio indicó a la AFP que desplegará “una alfombra roja” para los 100.000 hinchas del país vecino que estima llegarán a la ciudad.

Pero las autoridades también ajustarán las medidas de seguridad: Argentina es conocida también por sus barrasbravas.

“No queremos a esos argentinos peleones aquí en Brasil”, dijo el ministro de Deportes brasileño, Aldo Rebelo, antes del inicio de la Copa.

Más de 50 barrasbravas argentinos con antecedentes policiales en su país han sido detenidos en la frontera con Brasil o en estadios mundialistas.

La rivalidad con los brasileños tiene el potencial de provocar peleas. Tres amigos argentinos celebraban la clasificación a la final con el torso pintado a rayas blancas y azul cielo, uno con un gran 7, otro con una “x” y otro con el número 1, en referencia a la goleada histórica que Alemania asestó a Brasil en la otra semifinal (7-1).

El gobierno brasileño prevé desplegar unos 11.540 policías en las inmediaciones del estadio Maracaná, casi el doble de agentes que en los otros seis encuentros mundialistas realizados en Rio, según el portal de noticias G1.

El ministerio de Justicia anunció que duplicará el efectivo de tropas de la Fuerza Nacional, para llegar a mil agentes.

Decenas de miles de argentinos ya estuvieron en Rio para el partido contra Bosnia que ganaron 2-1, cuando se registraron algunos incidentes.

Unos 30 hinchas argentinos sin entradas intentaron entrar por la fuerza al Maracaná ese 15 de junio, trepando rejas y empujando puertas del estadio. Ocho fueron detenidos, y varios corrieron al gramado y consiguieron ser alzados por hinchas en las tribunas.

Miles de argentinos celebraron asimismo un ‘banderazo’ en la célebre avenida Atlántica de Copacabana, bloqueando el tránsito. La tensión fue creciendo hasta que la policía los dispersó con gas pimienta.

Pero en el Terreirao de Samba, todo es por ahora paz y amor. Los hinchas solo piensan en Messi alzando el trofeo.

“Si ganamos, prometí a mis tres amigos que pagaré el hotel con las chicas más lindas de Rio, con la tarjeta de crédito de mi madre”, fanfarronea Franco Mulle, de 22 años, que llegó el sábado de Tucumán tras dos días y medio de viaje en una pequeña camioneta.

José Lameiro, un vendedor que llegó haciendo ‘autostop’ con su hijo Lisandro, de seis años, desde General Rodríguez (provincia de Buenos Aires), agradece a la alcaldía poder quedarse en el Sambódromo, “más seguro que en la playa de Copacabana donde estamos a merced de los ladrones”.

Todos aseguran que han sido bien tratados por los brasileños. Pero su único lamento es que “sabemos que la mayoría apoyará a Alemania aunque fueron masacrados por ella (7-1)”, dice Gisela Tristán, de 26 años, de Puerto Madryn (Chubut, sureste).

“Nos gustaría que hincharan por nosotros. ¡Es importante que esta Copa se quede en Sudamérica!”, exclamó. AFP

Loading...
Revisa el siguiente artículo