FOTOS. El museo de los sueños

El estadio municipal de Pacaembu es la casa de una de las muestras más completas del futbol brasileño, Publinews vivió la experiencia.

FOTOS. El museo de los sueños
Por: Publinews

Fue la casa de Corinthians, uno de los clubes más populares de Brasil y que con la Copa del Mundo logró al fin su estadio propio, el polémico Itaquerao. Pero el estadio Paulo Machado de Carvalho tiene su propio corazón, en el famoso Museo del Futbol inaugurado en 2008 y al que llegamos un domingo sin futbol luego de los cuartos de final del Mundial.

En la entrada las paredes están decoradas con imágenes de variados momentos en la historia de los clubes y la selección. Desde el sello postal del gol número mil de Pelé en 1969 hasta el escudo del Madureira Atlético Clube de Rio de Janeiro. Desde ahí se crea el ambiente para entrar en la historia de Brasil en las copas del Mundo.

Parte realidad, parte ficción

Lo que más llama la atención en el inicio de la muestra es una sala de proyecciones donde se exhibe “Brasil, eternamente campeón”, un video que cuenta la historia ficticia del equipo brasileño ganador de las 19 ediciones de la Copa del Mundo. El particular relato de periodistas y locutores locales es acompañado con imágenes de goles de Brasil en todas las copas y va creando una historia de un equipo invencible.

Las declaraciones de Franz Beckenbauer o Paolo Rossi (quienes cuenta que debió dejar el futbol luego de perder el torneo en 1982), que se prestaron para hacer la historia, le dan condimento al relato que habla de una guerra precipitada con Uruguay por el triunfo brasileño en 1930 o el enojo de Mussolini en 1934 por la derrota italiana ante los sudamericanos. Los seis goles hechos por Edmundo al reemplazar a Ronaldo en la final de 1998 desatan las risas de los espectadores.

En el segundo piso, las proyecciones de imágenes de juego de ídolos desde Vavá a Ronaldo adornan un pasadizo hasta cabinas donde se pueden recordar relatos de goles destacados de la “verdeamarela”.

Luego se llega a un salón con 430 imágenes enmarcadas de la sociedad brasileña desde que el futbol llega a Brasil y en la mitad del recorrido viene un momento intenso: un pasadizo en el que se revive en una pantalla el “Maracanazo” de 1950, algo llamado “Rito de pasaje”. Luego de esta experiencia se llega a la sala de las estructuras, la más hermosa del recinto y en la que se encuentran estructuras de hierro en forma de trofeo con imágenes iluminadas y videos de todos los mundiales y de figuras de otros ámbitos en esos años como Janis Joplin, la oveja Dolly o los Jackson Five.

Lo más curioso

Antes de dejar la muestras hay un espacio para números y curiosidades del futbol brasileño. Como los 1.54 metros del jugador más bajo, Babá (Flamengo, 1954-59), o las 183 mil 341 personas que tuvo el duelo con más público pagado en el 1-0 de Brasil sobre Paraguay por las eliminatorias del Mundial 1970, en el Maracaná.

No alcanzan estas líneas para contar la mitad de las anécdotas, los datos curiosos y las experiencias audiovisuales se pueden encontrar y vivir en un recorrido por este museo de la historia de Brasil y a los mundiales. Hecho para encantar a fanáticos y a los que no los son tanto.

Pablo Cavada / Enviado especial a Brasil / Publinews Latinoamérica

Loading...
Revisa el siguiente artículo