FOTOS. Una fiesta alemana desde los ojos de una guatemalteca

Seguir junto con una mayoría de alemanes un partido de la “Mannschaft” es aprender a vivir de una manera muy diferente el futbol.

FOTOS. Una fiesta alemana desde los ojos de una guatemalteca
Por Publinews

¿Quién se iba a imaginar que estar en Alemania sería una oportunidad para perfeccionar el habla y la escritura de su idioma, de vivir de otra forma el futbol?

Para mí ocurrió ayer en Heidelberg, una ciudad ubicada a 639 kilómetros de Berlín, donde me encuentro actualmente en un intercambio académico.

El partido que la selección alemana, que aquí es conocida como “die Mannschaft” (“el equipo”), jugó ayer contra la de Portugal era esperado con una expectativa enorme y me sorprendió mucho.

Bastaba con ver las vitrinas en los centros comerciales, la decoración en los callejones, la publicidad afuera de los restaurantes, bares o cerca de los lugares en donde se colocaron pantallas gigantes para seguirlo en vivo.

Junto con mis compañeros de curso estuvimos en el Universität Platz (el área común de la universidad) y luego en la Haupstrasse (la calle principal) en donde la cantidad de personas que siguieron el partido era enorme, igual que en el Bismarck Platz y el Haupbahnhof (estaciones de trenes y buses).

La palabra “fiesta” se queda corta al describir cómo vivieron los aficionados el triunfo por goleada 4-0, pero no hay que entenderla literalmente como lo hacemos los latinoamericanos.

El grito de “gooooool” aquí es algo que no existe y la secuencia para celebrar los muchos que hubieron ayer es algo como: Dicen “tor” (gol) y “prost” (salud), “clin, clin” (el brindis con los vasos) y luego más aplausos.

Aproveché la oportunidad de practicar mi alemán cuando platiqué con Cihan, un estudiante de ingeniería, quien me confesó que este fue “uno de los mejores partidos que ha visto”.

“(Thomas) Müller no es un jugador tan querido como (Lukas) Podolski, pero me sorprendió mucho. Me causó mucha gracia que Cristiano Ronaldo no pudiera acercarse al gol y estoy muy orgulloso del equipo, ojalá que siga jugando así para que llegue a la final”, me dijo.

La victoria se celebró hasta muy tarde aquí y de vuelta a casa, muy cerca del río Necker, pude ver a muchas personas que, a pie, en bicicleta o en sus carros, mostraba sus banderas y gritaban que este Mundial será para ellos.

Alejandra Deleón Ruiz, especial para Publinews desde Alemania

Loading...
Revisa el siguiente artículo