Brasil se paraliza previo a ver jugar a la “Canarinha”

Que la selección brasileña juegue hoy es el enorme motivo de la paralización de un país que espera otros tres puntos.

Por: Publinews

Foto: AFP Foto: AFP

Las calles de Rio de Janeiro se llenaron de camisolas amarillas y personas felices de apoyar a su selección y de olvidarse de todo con la despedida de la “Canarinha”, que salió de su centro de preparación en Teresópolis para tomar el vuelo de dos mil 720 kilómetros que les transportó hacia Fortaleza, en donde hoy se enfrentará a México.

Algunos aficionados se animaron a viajar vía terrestre en un trayecto de un día y medio para llegar a la ciudad en donde se ubica el estadio Castelão, que tiene una capacidad para 77 mil personas.

Los números se vuelven chicos al comparar la euforia que se vive desde el día que Brasil ganó y donde no falta gente que viste el uniforme nacional, incluso en sus trabajos.

Los centros comerciales anunciaron el cierre de sus operaciones horas antes del juego para que no se molesten en llegar a comprar y los bancos trabajarán solamente medio día.

Los 198 millones de brasileños estarán volcados hacia su equipo en medio de leves protestas que enfrentan la cara dura de una policía que no da tregua.

El futbol es un sentimiento al que pocas cosas lo pueden empañar, y vivirlo en Copacabana, una de las playas más lindas de Brasil donde se juntan miles de turistas y locales para vivir las horas previas y el momento del juego, es algo especial.

A la orilla del mar con las pantallas gigantes a lo largo de unos tres kilómetros está el marco ideal para, al menos durante 90 minutos, olvidar los problemas para disfrutar de una fiesta que no tiene límite de participantes.

Entérate de más: ¿Crees que México tiene la capacidad de romper el encanto de Brasil con su afición?

Andrés Valenzuela, especial para Publinews desde Brasil

Loading...
Revisa el siguiente artículo