Policía va contra delincuentes a cuatro meses del Mundial

Una operación policial en la favela Morro do Juramento produjo seis sospechosos muertos y cuatro heridos, entre ellos dos policías.

Por Publinews

AFP AFP

RÍO DE JANEIRO. Tras el reciente ataque de narcotraficantes a una unidad policial en una favela de Rio de Janeiro y la muerte de una joven oficial, la policía lanzó el martes una gran ofensiva a cuatro meses del Mundial de fútbol.

Una operación policial en la favela Morro do Juramento, en el norte de Rio, dejó el martes seis sospechosos muertos y cuatro heridos, entre ellos dos policías.

Con el apoyo de un vehículo blindado, la policía buscaba a narcotraficantes implicados en el ataque el domingo contra una Unidad de Policía Pacificadora (UPP) en las favelas del Complexo do Alemao, donde fue asesinada de un balazo en la espalda una policía de 28 años, Alda Castilhos, indicó el teniente coronel de la policía Carlos Leal Gomes a periodistas.

Delincuentes armados con fusiles abrieron fuego desde un coche contra un grupo de cinco policías que patrullaban una plaza en la favela, entre ellos Castilhos.

El vehículo fue localizado el lunes en la favela Morro do Juramento, lo cual desencadenó la operación de policías militares y civiles en 12 favelas bajo control de una misma facción del crimen organizado antes de la llegada de las UPP.

Varias acciones para encontrar a los responsables fueron desplegadas de manera simultánea desde las cinco de la mañana, precisó el responsable policial citado por el sitio G1 de Globo.

En total, 10 personas fueron arrestadas, y se incautaron armas, municiones y drogas.

“La sociedad atacada cobardemente”

“La sociedad fue atacada cobardemente. Ella es quien financia el proyecto de las UPP. Las intervenciones comenzaron el lunes al amanecer y tienen una duración indeterminada. No vamos a retroceder” y serán cotidianas, declaró el lunes a la prensa el secretario de Seguridad de Rio, José Mariano Beltrame, que por ahora no contempla pedir ayuda al gobierno federal para enfrentar los ataques.

Desde hace una semana, narcotraficantes de las favelas Penha y Complexo do Alemao, en la zona norte de Rio, organizan ataques contra los policías de las UPP, comisarías instaladas recientemente en favelas que durante décadas fueron controladas por traficantes de droga.

Desde julio de 2012, ocho policías de UPP han sido asesinados por delincuentes.

El gobierno de Rio inició en 2008 una campaña para mejorar la seguridad en la ciudad antes de la Copa del Mundo, que se celebra del 12 de junio al 13 de julio, y de los Juegos Olímpicos de 2016.

Hasta ahora se han instalado 38 UPP que vigilan 174 favelas, donde viven más de 600.000 personas.

Beltrame anunció la instalación de dos nuevas UPP en Caxias y Sao Gonçalo, en la periferia de Rio, donde se han refugiado narcotraficantes expulsados de la capital estatal.

“Los traficantes pierden dinero”

Los traficantes “pierden el dinero que estaban ganando con ese poder que habían adquirido. Además de la dificultad de vender droga, perdieron los beneficios que les reportaban las máquinas tragamonedas y toda una serie de delitos… En las favelas Complexo do Alemao, Rocinha y Sao Carlos, estos barones del tráfico reinaban desde hace décadas”, dijo Beltrame, que lamentó que la justicia libere tan rápido a los criminales.

“Personas detenidas por crímenes bárbaros están otra vez rápidamente en las calles porque la ley lo permite”, lamentó el secretario de Seguridad, citado por el diario O Globo de este martes.

“Sé que nuestra tarea es hacer bajar la tasa de delincuencia y la violencia y es esto lo que hemos logrado hacer en los últimos años”, subrayó.

El comandante general de la policía militar, Luis Castro, negó por su lado una “crisis” en el seno de las UPP. “Son problemas puntuales. No vamos a retroceder y si es necesario pediremos refuerzos”, aseguró.

AFP

Loading...
Revisa el siguiente artículo