Ana Sofía Gómez: "he trabajado muchísimo para llegar a este nivel"

Con la distinción de “Gimnasta de Clase Mundial”, otorgada por la federación internacional de la disciplina, Ana Sofía, de 17 años, enfrenta otro gran desafío en sus 10 años de carrera deportiva, su segunda Copa Mundial, en Croacia, en la que espera mejorar el cuarto lugar en piso que obtuvo en Eslovenia.

Por: Publinews

Foto. Emanuel Castillo

Coraje, disciplina, pasión, delicadeza y elegancia son las palabras que mejor describen a la gimnasta Ana Sofía Gómez, quien con sus rutinas en cada participación internacional ha hecho vibrar de emoción a Guatemala.

Y es que sus 10 años de carrera deportiva han dado los frutos esperados. Bajo las directrices de sus entrenadores rumanos Adrián y Elena Boboc, Ana Sofía ha dado a conocer a nuestro país en la gimnasia.

Su trabajo ha sido reconocido por la Federación Internacional (FIG), que la elevó a “Gimnasta de Clase Mundial”, galardón que recibió el 22 de agosto pasado, y que ninguna atleta en esta disciplina había logrado en la historia de Guatemala.

Ahora, Ana Sofía está a las puertas de un nuevo reto, la Copa Mundial de Croacia, a realizarse del 13 al 15 de septiembre, será su segundo evento de esta magnitud luego de ubicarse en el cuarto lugar en la especialidad de piso, en Eslovenia, en abril pasado.

Mejor de la región

El último gran logro de la atleta nacional fue la medalla de oro en viga de equilibrio obtenida en el Campeonato Panamericano de Gimnasia Artística, celebrado el mes anterior en Puerto Rico, evento que además la clasificó a los Juegos Centroamericanos y del Caribe, que se realizarán el próximo año en Veracruz, México.

A lo largo de su carrera, Sofía se ha posicionado como la mejor gimnasta de Latinoamérica. En Guatemala superó a Luisa Fernanda Portocarrero, quien ganó una medalla de bronce en viga de equilibrio en los Juegos Panamericanos de La Habana, Cuba, en 1991, y un año más tarde finalizó en el puesto 18 de todo evento en los Juegos Olímpicos de Barcelona, también supero participaciones como la de María Inés Flores, quien se entrenó durante cinco años en Canadá para competir en las justas olímpicas de Seúl en 1988.

Su camino

En los últimos tres años, Ana Sofía, quien se inició en la gimnasia a los 7 años, ha dado pasos de gigante. En 2007 ganó su primera medalla en el Campeonato Panamericano Juvenil, en viga de equilibrio, y en 2010 tuvo una destacada actuación en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Singapur, en los que terminó en el quinto lugar en todo evento y en el cuarto en viga de equilibrio y piso.

Uno de los grandes desafíos de la gimnasta fue asistir a su primer Campeonato Mundial en 2011, en Tokio, en el que puntuó para asistir al clasificatorio de los Juegos Olímpicos de Londres, en el que terminó entre las mejores 24 del mundo.

Antes también destacó al ganar la medalla de oro en la viga de equilibrio y la de plata en todo evento en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011.

Foto. Emanuel Castillo Foto. Emanuel Castillo

¿Cómo te sientes por el reconocimiento de la FIG?

Fue una sorpresa muy agradable, estoy contenta y satisfecha porque es algo histórico. Les doy gracias a Dios y a mis entrenadores.

¿Imaginaste alguna vez llegar a este nivel?

La meta de todo deportista es destacar y lo estamos logrando, creo que podemos continuar así y seguir dando buenos resultados.

¿Cómo te encuentras a las puertas de la Copa Mundial de Croacia?

Muy bien. Cada competencia es distinta porque nos encontramos con nuevas rivales y nuevos retos. Esta competencia significa mucho para mí porque es mi segunda Copa Mundial después de Eslovenia, en la que me ubiqué en el cuarto lugar en piso, fueron milésimas las que me separaron de obtener una medalla. En este momento no puedo establecer una comparación porque cada prueba es diferente y las participantes también, espero obtener un mejor resultado que el anterior.

¿Sientes ansiedad o nervios conforme se acerca la competencia?

No. Estoy tranquila, he trabajado muchísimo para llegar a competir a este nivel tan alto, trato siempre de mantener la calma, llevo 10 años practicando este deporte. Solo pienso en que es una competencia más y que tengo que estar concentrada para hacer bien mi trabajo y representar dignamente a mi país, como siempre lo he procurado.

¿Los campamentos y las competencias en los que has participado últimamente serán suficientes para realizar un buen papel?

Sí. He tenido buenos fogueos, sostuve tres competencias y eso me ayudará en Croacia. Recién participé en el Campeonato Panamericano de especialidades y pude perfeccionar mi rutina.

¿Vas mejor preparada que en la Copa anterior?

Voy igual de lista. Nosotros no cambiamos ningún tipo de trabajo, seguimos con el mismo régimen. El Campeonato Panamericano fue un fogueo extra y pude asegurar mucho mi rutina en viga, aún faltan algunos días y hasta entonces no puedo decir qué tengo o qué me hace falta.

“He tenido buenos fogueos, sostuve tres competencias y en el Campeonato Panamericano de especialidades pude perfeccionar mi rutina”.

¿Cuál es la diferencia entre la Ana Sofía de hace tres años y la de ahora?

Ahora soy más segura, ya conozco cómo son estas competencias, me he fogueado más, ya se qué voy a encontrar en eventos de esta magnitud. Todo cambio ha sido para bien, y aunque tengo más experiencia nunca dejo de aprender y de captar más cosas para poder mejorar. Hace tres años asistí a los Juegos Olímpicos de la Juventud en Singapur, fue el evento en el que me di a conocer internacionalmente y en el que sorprendí a todos al ubicarme en el quinto lugar en todo evento y ocupar dos cuartos lugares.

¿Cuál es la palabra que mejor describe tus logros?

Satisfacción. Todos los resultados han sido fruto del trabajo, junto a mis entrenadores hemos luchado para dar buenos resultados y lo hemos conseguido. En Guadalajara gané la primera medalla de oro y de plata para Guatemala en unos Panamericanos, esperamos con mis entrenadores poder dar los mismos buenos resultados en los próximos.

¿Es bueno o malo estar en la mira de tus rivales por tus logros en América?

Es un beneficio porque eso quiere decir que debo representar bien a mi país y defender ese puesto, hoy puedo ser yo la mejor, y mañana otra gimnasta. En el Panamericano del mes pasado me enfrenté a Jessica López, que es una gimnasta de mucha experiencia, tiene 28 años y lleva dos juegos olímpicos, fue una rival muy fuerte pero en una competencia siempre ganará la que presente su mejor rutina, y me tocó a mí.

¿Qué aprendiste después de haber competido en los Olímpicos de Londres?

Gané madurez, esa que se adquiere conforme pasa el tiempo y las competencias. Fue una gran experiencia el haberme clasificado entre las 24 mejores del mundo, fue una meta cumplida porque eran 98 gimnastas las que participaron.

Foto. Ana Sofía Gómez Foto. Emanuel Castillo

¿Cuál es tu prioridad en una competencia?

Lo principal es presentar bien mi rutina, luego se verán los resultados. En una Copa del Mundo es mucho más complicado obtener buenos resultados que en un Panamericano porque se presentan más gimnastas de un mejor nivel, espero lograr una buena posición.

Siempre que subo a un podio veo recompensado todo el trabajo pero sobre todo me satisface darle alegrías a Guatemala y demostrarle al mundo que aquí hay gente capaz de ubicarse en buenas posiciones en este tipo de competencias.

¿Cómo has logrado perfeccionar tu rutina en la viga?

He mejorado bastante mi técnica y se lo debo a mi entrenadora Elena Boboc, que es la especialista en ese aparato, ella es la que me ha guiado desde que entré a la Selección de Gimnasia.

¿Conoces a tus rivales de Croacia?

A algunas, pero aún no sé quiénes van a ir porque algunos países dan el número de competidoras pero tardan en dar los nombres. Las gimnastas que más rivalidad representan para mí son las de Europa, específicamente las de Rusia y Rumania. Será una copa muy competitiva.

¿Crees que hay posibilidades de que ganes una medalla?

Todo deportista quiere ganar, pero todo lleva su tiempo, si no se da en esta ocasión, será más adelante.

¿Luego de Croacia cuál es tu prioridad?

Seguiré los entrenamientos para competir en los Juegos Bolivarianos en noviembre, mi otra competencia importante del año.

¿Cuál es tu mayor reto en este nuevo ciclo olímpico?

Ratificar los resultados que obtuve en el ciclo anterior y lograr la clasificación a los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro 2016.

¿Llegar a Rio es una posibilidad o una prioridad?

Llegar a Rio es otra meta por lograr, es un camino largo porque tengo que pasar por muchas competencias para llegar a ese evento, pero como lo hicimos en el ciclo anterior, esperamos poder conseguirlo.

“Llegar a Rio es otra meta por lograr, es un camino largo porque tengo que pasar por muchas competencias para llegar a ese evento, espero poder conseguirlo”.

Vida de sacrificio

Sofía se inició en la gimnasia a los siete años, luego de que una hermana de su mamá, Adela Porras, le aconsejó que la apuntara en esta disciplina deportiva, desde ahí la campeona no ha parado y ha tenido que alternar el deporte con sus estudios y dejar a un lado actividades que otras chicas de su edad realizan.

¿Cómo te sientes luego de 10 años de carrera?

Muy contenta, entusiasmada porque ahora es cuando la gimnasia está más compleja porque estoy en el nivel adulto, en el que hay más competencias en el nivel más importante, y puedo enfrentarme contra las mejores del mundo y presentar mi mejor trabajo.

Foto. Emanuel Castillo Foto. Emanuel Castillo

¿Luego de este tiempo, qué se te dificulta aún?

Creo que estoy bien preparada, a veces es difícil luchar contra el pensamiento de muchas personas que les cuesta creer en sus deportistas, pero todo se logra con tiempo y disciplina, además de la guía de unos buenos entrenadores como los que yo tengo.

¿Cómo has tomado el cambio de niña a adolescente en tu carrera?

Bien, es parte de la vida. Hay momentos que guardo en mi mente, algo que marcó mi vida fue Singapur porque fue una competencia que me dio un empuje en mi carrera deportiva, estoy muy contenta de ser gimnasta y espero continuar por muchos años más.

¿El tiempo que dedicas a la gimnasia te ha quitado la oportunidad de vivir otras experiencias?

Creo que no porque más adelante cuando ya no sea deportista tendré la oportunidad de realizar otro tipo de actividades y para mí en este momento es más importante el deporte.

¿Ya te acostumbraste a ir y venir de un país a otro?

Mi vida es como la de cualquier atleta de alto rendimiento. Es normal viajar. Además, es bonito porque he conocido otras culturas y gracias a Dios he podido traer buenos resultados de otros países.

Como una familia

El tiempo que pasa con sus entrenadores ha hecho que Ana Sofía les tenga además de respeto, cariño, tanto que comprende el idioma de ellos y pronuncia algunas palabras, además coinciden en que se comunican con las miradas.

Los rumanos Adrian y Elena Boboc llegaron a Guatemala en 2003 y llevan ocho años entrenándola.

¿Cómo ha sido este tiempo con tus entrenadores?

Hemos llegado a formar un gran equipo de trabajo y eso es muy importante. Les estoy muy agradecida porque me han dedicado tiempo, me han enseñado mucho y gracias a ellos he obtenido buenos resultados, son como una segunda familia para mí.

¿Qué es lo que más valoras de ellos?

El que hayan aceptado el reto de venir a Guatemala, gracias a ellos se ha elevado el nivel de la gimnasia en nuestro país. Tenemos una relación muy buena y todo lo hemos logrado con mucho trabajo. Convivimos tanto dentro como fuera del gimnasio.

¿Han hablado en algún momento de cuándo puede ser el cierre de tu carrera?

No hablamos de ese tema porque no pienso en el retiro, eso no es una posibilidad en estos momentos para mí, solo pienso en el momento que paso ahora, en la oportunidad que tengo de competir y de ser gimnasta, solo el tiempo contestará esa pregunta.

En gimnasia se conoce muy poco acerca de cuándo una persona debe dejar este deporte, y es hasta que el cuerpo lo permita. La gimnasta de mayor edad en el mundo es la alemana Oksana Chusovitina, tiene 38 años y aún compite.

Foto. Emanuel Castillo Foto. Emanuel Castillo

Sin barreras

Sofi ha sido formada para ser una profesional tanto física como emocionalmente. Según la atleta, sus entrenadores no solo le ayudan a mejorar sus rutinas, sino que le inculcan valores como patriotismo y valentía, así como a nunca sentirse inferior ante las competidoras de grandes países. Añade que la gimnasia es una disciplina en la que no solo basta el talento, sino que además se necesita dedicación, constancia y pasión por lo que se hace.

Opinión

“El trabajo se ha hecho bien”,  Adrian Baboc, enttrenador de Ana Sofía

Cada competencia tiene su propia historia, ninguna se parece a otra, en las Copas Mundiales las competidoras se pueden encontrar con cualquier tipo de gimnastas, desde un nivel inferior hasta la gran élite. Será una competencia bien complicada, nada por donde hemos pasado ha sido fácil, pero Sofi va bien porque no solo ha trabajado con la misma disciplina y constancia, sino que tiene mucho talento.

Recientemente fue reconocida como “Gimnasta de Clase Mundial”, por la Federación Internacional, y esa distinción solo la entregan en función de los resultados de las atletas, algo que nos satisface también a nosotros como entrenadores porque quiere decir que el trabajo se ha hecho bien.

Este es el primer año del ciclo olímpico y ya pasamos algunos exámenes como los Juegos Centroamericanos, la Copa Mundial de Eslovenia y el Campeonato Panamericano de Gimnasia Artística en el que Ana Sofía aseguró una de las plazas a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz.

El siguiente examen es la Copa Mundial de Croacia, a la que ella va con más fogueo, cada año de trabajo es una experiencia más, ha madurado y se ha dado a conocer más y eso es importante. Sofi debe estar siempre en la mira de todo el mundo porque si no aparece la gente la olvida, por eso debe estar presente en las fases importantes que hay en el calendario de competencias.

A diferencia de un Mundial, en el que participan todos los países del mundo con equipos y atletas individuales y compiten en todo evento, en las Copas Mundiales se participa solo por especialidades, el atleta presenta su rutina en sus mejores aparatos y Sofi competirá en la viga de equilibrio y en manos libres.

En total son seis etapas mundiales, con base en los resultados obtenidos, al final del año se crea el ranquin.

Estos eventos no son obligatorios, y a veces son utilizados como preparación para las competencias más importantes, pero desde el próximo ciclo olímpico estos torneos representarán la forma de clasificarse a los Juegos Olímpicos.

Creemos que los fogueos realizados ayudarán a Sofi a presentar bien su rutina, pero antes de pensar en una medalla, vamos con el objetivo de hacer un buen trabajo, ella no debe ir pensando en colgarse una presea porque esa es mucha presión y si va presionada posiblemente fallará y no ganará, es mejor ir con la idea de hacer una buena presentación, que si está bien hecha, llegarán los premios.

Reina Damián

Loading...
Revisa el siguiente artículo