El brasileño César Cielo es el primero en ganar tres oros mundiales en 50m libres

"Si el mundo se acabara ahora estaría satisfecho. Ganar la carrera después de mi operación y la recuperación ha sido algo muy especial", aseguraba el nadador

Por: Publinews

Foto. AFP Foto. AFP

El brasileño César Cielo entró en la leyenda este sábado en Barcelona-2013 al convertirse en el primer nadador que gana tres oros en la prueba de los 50m libres en mundiales.

Cielo logró en el Mundial de Barcelona, por tercera vez consecutiva, el título de esa prueba, que había conseguido por primera vez en Roma-2009.

“No sabía que iba ganando, fue toda una sorpresa porque la carrera fue muy rápida”, afirmó Cielo tras su victoria.

“Nadé todo lo rápido que pude, lo hice lo mejor que pude y cuando finalmente llegué y miré a la pantalla ví que era el primero. Fue todo una sorpresa”, aseguró el nadador brasileño.

“Este triunfo es un primer gran paso hacia los Juegos Olímpicos de Rio”, añadió Cielo al salir de la piscina del Palau Sant Jordi barcelonés con toda la gloria.

El brasileño, también plusmarquista mundial de la prueba (21.91), marcó un tiempo de 21.32 para imponerse al ruso Vladimir Morozov, plata con 21.47, y al trinitense George Richard, bronce con 21.51.

Cielo cosechó así de paso su segunda presea dorada en este Mundial de Barcelona, donde renovó su corona de los 50m mariposa.

“Quiero ser el primero en ganar tres veces los 50m desde que la prueba fue introducida en el programa del Mundial en 1986”, había anunciado el brasileño antes de la competición de Barcelona.

Cielo, que se emocionó al recibir la medalla en el podio y no pudo evitar las lágrimas, se había clasificado el viernes para la final con un tiempo de 21.60, el tercer mejor crono de las semifinales.

El brasileño había sido superado por el francés Florent Manaudou, campeón olímpico, y que registró el mejor tiempo de las semifinales con 21.37, y por el estadounidense Anthony Ervin.

Manaudou se perfilaba como el principal rival del brasileño, especialmente tras superarle en los pasados Juegos Olímpicos de Londres-2012, donde el francés se había colgado el oro.

“Voy a ver que puedo mejorar, que puedo hacer para rebajar esas dos décimas que me sobran”, afirmó el viernes el brasileño, que parece haber hecho los deberes durante la noche.

Este alto nadador de 1,95 metros de altura y 25 años, se puso en cabeza este sábado desde el inicio de la carrera para llevarse el oro, frente a un Manaudou, que quedó en una decepcionante quinta plaza con un tiempo de 21.64.

Esta triple corona en los 50m libre ha sido la guinda del pastel para Cielo tras renovar también su título mundial de los 50m mariposa en Barcelona.

Cielo se impuso con un tiempo de 23.01 al estadounidense Eugene Godsoe, plata con cuatro centésimas más, y al francés Frédérick Bousquet, bronce, con 10 centésimas más que el sudamericano.

El brasileño no pudo en cambio rebajar el récord del mundo de la especialidad, que sigue en manos del español Rafael Muñoz con 22.43.

Las dos preseas doradas son toda una recompensa para Cielo, que ha vuelto a lo más alto tras el último duro año que pasó después de su lesión de rodilla.

“Mis principales enemigos son mis rodillas”, llegó a afirmar el campeón brasileño, que comenzó a nadar muy joven en su Santa Barbara d’Oeste natal, en el estado de Sao Paulo.

Tras Londres-2012, donde tuvo que ceder a Manaudou su título logrado en Pekín-2008, Cielo pasó por el quirófano para tratarse una tendonopatía en las rodillas, tras la que inició un largo periodo de recuperación.

“Tengo una foto de Nadal y Ronaldo en mi habitación, que tenían el mismo problema que yo tenía en las rodillas y eran grandes atletas”, confesó el deportista.

“Si el mundo se acabara ahora estaría satisfecho. Ganar la carrera después de mi operación y la recuperación ha sido algo muy especial”, aseguraba el nadador tras ganar los 50m mariposa.

Probablemente, este sábado estará contento de que no se haya terminado el mundo antes.

AFP

Loading...
Revisa el siguiente artículo