¿Acentuar o no? Las nuevas reglas de acentuación de solo, este, ese y aquel

Te levamos de nuevo al tercer grado para aprender las nuevas reglas de estas palabras

Por: Publinews

acentosPrepárate para viajar al pasado y regresar a la clase de Español de tercer grado. ¿Recuerdas a tu maestra o maestro? ¿Te acuerdas de las reglas de acentuación? Esas que tu maestro repetía sin cesar y te hacía memorizar. Seguramente, hasta le agradeces la cantaleta de que las palabras agudas se acentúan cuando terminan en “n”, “s” o vocal; las llanas o graves, cuando no terminan en “n”, “s” o vocal, y las esdrújulas siempre se acentúan. Sin embargo, algunas de estas reglas, que con tanto esmero aprendiste, cambiaron. Pero no te preocupes, te presentamos las nuevas reglas de acentuación de las palabras “solo”, “este”, “ese” y “aquel”.

Empecemos haciendo memoria de las reglas de acentuación de la palabra “solo”. Esta es una palabra llana terminada en vocal; por lo tanto, no lleva la tilde. No obstante, esta palabra puede funcionar como adjetivo —“No me gusta el café solo (sin compañía)”— o como adverbio —“Solo (solamente) llovió dos días”—. Ahora bien, nuestra dulce y buena maestra de Español nos enseñó que, cuando esta palabra pudiera interpretarse en una misma oración como adverbio o como adjetivo, tendríamos que usar la tilde en el uso adverbial para evitar ambigüedades. Por ejemplo, “Estaré solo un mes (en soledad, sin compañía)” y “Estaré sólo un mes (solamente, únicamente)”.

Sí, sé que te aprendiste muy bien esta regla y que hasta ahora nunca has fallado en ponerle el acento al “solo” de “solamente”. Tu maestra de tercer grado estaría muy orgullosa de ti. Pero las cosas han cambiado y las reglas ortográficas también. Según la nueva Ortografía de la lengua española (2010), la palabra “solo” en ninguna de sus formas ―adjetivo o adverbio— se acentúa. La explicación es sencilla: “solo” es una palabra llana que termina en vocal y, por ende, no lleva tilde; punto. ¿Y qué pasa con los casos que, como el anterior, presentan ambigüedad? Pues, el “solo” sigue sin acentuarse, ya que, según la Ortografía, la confusión se soluciona fácilmente por el contexto comunicativo o con simplemente cambiar “solo” por “solamente”.

Lo mismo ocurre con los demostrativos “este”, “ese” y “aquel”, con sus formas femeninas —“esta”, “esa” y “aquella”― y sus plurales. Ninguna de estas palabras se acentúa, según las reglas generales de acentuación. Sin embargo, estas palabras pueden ser tanto adjetivos —“Esas flores son hermosas”― como pronombres ―“Ese ganará el concurso”—, y, al igual que “solo”, en los casos de ambigüedad estas palabras se podían acentuar cuando funcionaban como pronombres. Por ejemplo, “¿Por qué compraron aquéllos libros? (‘aquéllos’ es el sujeto de la oración)” y “¿Por qué compraron aquellos libros? (‘aquellos’ modifica al nombre ‘libros’)”.

Nuevamente, la Ortografía echó esta vieja regla al zafacón y estableció que de ahora en adelante no se acentuarán nunca “este” , “ese” y “aquel”, ni sus femeninos ni plurales, porque no existe regla ortográfica que lo justifique y, en caso de ambigüedad, el contexto comunicativo nos aclarará si se trata de un adjetivo o de un pronombre.

Así que, ya sabes, las reglas que te enseñó tu maestra sobre la acentuación de “solo”, “este”, “ese” y “aquel” caducaron. Ya sé. Debes estar bastante molesto luego de todo el tiempo que te tomó aprenderlas. Pero ¿qué se le va a hacer? Las reglas son las reglas, aunque se modifiquen de vez en cuando. Tratemos, pues, de seguir enorgulleciendo a esas(os) excelentes maestras(os) de Español que nos enseñaron a comprender, usar y perfeccionar nuestra lengua.

Carmin Quijano/Publinews Perú

Loading...
Revisa el siguiente artículo