A 30 años del Nobel, Suecia homenajea a García Márquez

La embajada sueca en Colombia realizará una tertulia literaria como homenaje a Gabriel García Márquez, con motivo del 30 aniversario de este momento histórico para la literatura colombiana.

Por Publinews

Foto: AFP Archivo

Publinews Colombia habló con tres amigos de Gabo que lo han acompañado en su vida y quienes serán parte de este tributo.

Moderador y amigo
Federico Diaz- Granados

¿Qué piensa de este homenaje que se le hará a García Márquez

Yo creo que es una coyuntura muy importante. Toda efeméride no es otra cosa que un evento para recordar un evento que fue trascendental. En este caso, el Nobel de literatura a García Márquez no solo ha sido importante para Colombia sino para la literatura en habla hispana. Es una manera de recordar que la obra de él quedó fija en la historia y que los lectores de todos los tiempos deben volver a Gabo, como a los autores clásicos.

¿Qué significa para usted moderarlo?

Me siento muy honrado con este homenaje. Cuento con la fortuna de tener una relación de amistad de muchos años, dado que mi familia es muy cercana a él, digamos que hay un parentesco implícito, del cual viene mi amor por la literatura. Es una relación entrañable. Yo con Gabo aprendí a leer…

¿Cree que el significado del Nobel ha cambiado en el tiempo?

Pienso que sigue siendo lo mismo. Es un reconocimiento a una vida y obra, a toda una trayectoria a autores de todas las culturas y lenguas. Hace 30 años significó el cuarto premio Nobel para un autor latinoamericano, antes lo habían obtenido Gabriela Mistral, Miguel Ángel Asturias y Pablo Neruda.

Actualmente son seis los ganadores, agreguemos a Gabriel García Márquez, Octavio Paz y Mario Vargas Llosa. Si nos fijamos, en más de cien años de historia de los Nobel, solo seis autores de esta parte del mundo lo han ganado. Lo importante es que todo el mundo académico, editorial y la opinión pública tienen sus ojos puestos en este referente que es universal. Un Nobel permite volver a revitalizar la lengua nativa de donde procede la obra.

El legado de Gabo

El enriquecimiento de la lengua española, sin lugar a dudas es el legado de Gabo. Y cómo García Márquez logró crear un mundo maravilloso como Macondo, algo tan local y a la vez universal, una mitología de toda América Latina, con una musicalidad, dotada de un sentido y un significado tan particular, que la hicieron la obra original más recordada de todos los tiempos.

“Cuento con la fortuna de tener una relación de amistad de muchos con él. Digamos que hay un parentesco implícito del cual viene mi amor por la literatura” Diaz-Granado,  Sandra Rodríguez Novoa

Lo acompañó por el Nobel:
Gonzalo Mallarino

Usted estuvo en la entrega del Nobel a García Márquez, ¿cómo llegó allá?

Resulta que Gabo era amigo de mi padre al igual que Álvaro Mutis, Álvaro Castaño y Alejandro Obregón, entre otros. Pero a Gabo siempre le tuvo mucho cariño. Se conocieron en la Universidad Nacional cuando estudiaban Derecho, ninguno acabó la carrera, pero de alguna forma mi padre lo adoptó. Terminé en Suecia porque yo era el único aficionado a las letras. Mis papás estaban invitados, pero a mi mamá le dio pereza pegarse ese viaje. Rifaron la boleta entre los hijos, mi hermana se la ganó y yo se la compré. Por eso terminé allá.

¿Cómo fue estar en esta entrega?

Fue, algo así, como una fiesta muy larga. Estábamos en Estocolmo, donde se oscurecía a las dos o tres de la tarde, entonces casi ni veíamos la luz del día. Yo tenía 20 años, era de los chinos del viaje con Mauricio Vargas y Gonzalito García. Pero fue algo muy emocionante porque era uno de los amigos de mi papá, al que había visto toda la vida y ahora estaba recibiendo un premio Nobel. La verdad todo es un recuerdo muy bonito. Me acuerdo que fueron Totó la Momposina y Emiliano Zuleta y el comentario de los suecos fue: “Estos colombianos nos enseñaron a celebrar”.

¿Qué fue lo valioso de este Nobel?

Fue un reconocimiento a una prosa sin igual. Y es que si tú te fijas, nunca ha vuelto a haber un Nobel latinoamericano tan importante como García Márquez. Cuando Octavio Paz lo ganó fue importante, es un buen escritor, pero tiene una cultura mexicana muy marcada. El de Vargas Llosa también fue importante, pero no es un escritor comparable con Gabo. Bueno, tal vez lo digo porque tengo algunas rencillas personales con él. Sin embargo, no ha vuelto a haber nada comparable a él.

¿Cómo es su relación con Gabo?

Imagínate que él fue mi padrino de bodas. Es muy cercana, además por lo que te digo que yo fui el único de la familia interesado en las letras.

Miren Vitore Magyaroff,
amigo del alma: Álvaro Castaño Castillo

¿Qué piensa de este homenaje que la embajada sueca le hará a Gabo con motivo del 30 aniversario del Nobel?

Me parece un gesto muy gentil de parte de la embajada y me parece muy bien que le den relieve a los 30 años del Nobel de García Márquez. Y como yo estuve presente en Estocolmo, tengo muy vivo el recuerdo de ese viaje maravilloso.

Gabo dijo alguna vez que su amistad con usted fue como “amor a primera vista”, han estado juntos en momentos muy importantes, la entrega del Nobel fue uno de ellos, ¿qué es lo que más recuerda de ese momento?

La verdad es que recuerdo todo, fue una ocasión tan memorable que se me quedó grabada. Sucedió en 1982 y parece que no hubiera pasado un día porque recuerdo cada detalle. Fui con Gloria, mi esposa, que me acompañó a todas partes con amor, con alegría, con decisión, y Gabo la quería muchísimo. Tal vez lo que más recuerdo fue una poeta sueca; monita, frágil queridísima que se presentó en el teatro y me da daba la impresión de que iba a levitar, a levantarse del piso acompañando a Remedios la Bella, la creación de Gabo.

Hoy, 30 años después de haber recibido el Nobel, ¿Cuál es el legado más grande de García Márquez?

El gran legado de Gabo es la verdad, porque el mismo libro, y quienes lo han leído lo saben, es una gran denuncia sobre la soledad de América. Eso es ‘Cien años de soledad’, una denuncia lírica, una denuncia emotiva y fundamentada para quienes sabemos leerla. Ese el legado de Gabo.

¿Qué opina del significado de un premio Nobel hoy y hace 30 años?

Todos los premios Nobel, antes y después de Gabo, han tenido una importancia indudable en el mundo de las letras y Gabo ha respondido muy bien a esa especie de mandato que implica obtenerlo. No puede haber nada más valioso en el mundo de la literatura porque premia a la figura más destacada del año y Gabo lo fue. No hay que olvidar que en ese momento era totalmente desconocido, apenas había publicado dos o tres obras incluyendo ‘Cien años de soledad’. Catalina Forero Ruiz

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo