Yahoo anunció el martes que reducirá su plantilla en 15% y explorará "alternativas estratégicas" tras presentar malos resultados en 2015.

El anuncio es la primera señal de que Yahoo estaría abierta a ser vendida o a fusionarse tras varios años de esfuerzos por recuperar la gloria perdida en el mundo de la web.

La compañía reportó una pérdida de 4.430 millones de dólares en el trimestre final del año pasado, especialmente pérdidas en sus divisiones de Estados Unidos, Canadá, América Latina y Tumblr.

Yahoo dijo en su reporte que está lanzando "un agresivo plan estratégico para simplificar la compañía y centrar el foco en áreas en las que está fuerte para, de ese modo, estimular el crecimiento".

Al mismo tiempo, Yahoo dijo estar buscando "alternativas estratégicas adicionales", lo que da a entender que está a la venta o dispuesta a fusionarse con otra compañía.

Su presidenta ejecutiva Marissa Mayer dijo que está por comenzar un plan que buscará "audaces cambios" en productos y recursos para revivir a la empresa.

Sostuvo que ese plan "fortalecerá nuestro futuro y mejorará nuestra competitividad y atractivo para usuarios, anunciantes y socios".

El plan apunta a crecer en servicios móviles y de video y en anunciantes.