La aplicación de tránsito y navegación Waze, adquirida en 2013 por Google, pone en peligro a los agentes de policía al indicar a los conductores dónde hay controles, afirma el jefe de la policía de Los Ángeles (LAPD).

En una carta fechada el 30 de diciembre, dirigida al presidente ejecutivo de Google Larry Page y recibida el martes por la AFP, el jefe de la LAPD Charlie Beck afirma que esta aplicación “pone en peligro la vida de los agentes de policía en Estados Unidos”.

“Esto acaba de ser demostrado por su uso en el reciente asesinato de los agentes de Nueva York Rafael Ramos y Wenjian Liu”, afirma Beck.

Ramos y Liu fueron abatidos a quemarropa el 20 de diciembre por un hombre que dijo querer vengar la muerte de Michael Brown y Eric Garner, dos afroamericanos desarmados que fallecieron a manos de las fuerzas de seguridad.

“Como ustedes saben, Ismaaiyl Brinsley usó la aplicación Waze para seguir la posición de la policía antes de asesinar a los oficiales Ramos y Liu”, añade Beck en su misiva, en la que llama a Google a “abrir un diálogo”.

Solicitado por la AFP, un portavoz de Waze no quiso hacer comentarios.

En un comunicado enviado al diario Los Angeles Times, Waze afirma que “trabaja con la policía de Nueva York y otras oficinas de seguridad del país y del mundo”.

“Nuestros socios policías aprecian Waze y sus características, incluyendo las informaciones sobre presencia policial, ya que la mayoría de usuarios conducen con mayor prudencia cuando saben que hay agentes cerca”, añade la nota, que precisa que Waze no indica de forma exacta dónde se encuentran los oficiales.