En el acuario "Sea Land Aquarium", ubicado en Nueva Zelanda, trabaja un fotógrafo de ocho brazos que capta imágenes bajo el agua. Su nombre es Rambo y es un pulpo.

Esta iniciativa lleva por nombre "The Octographer" y fue creada con la colaboración de la empresa tecnológica japonesa Sony.

La campaña promueve la cámara TX30, un dispositivo con carcasa protectora que permite tomar fotos debajo del agua.

Las fotos de Rambo cuestan dos dólares cada una. La idea es que el total de lo recaudado se destine a un fondo para la conservación del acuario. Disfruten de este video donde verán en acción a "The Octographer".