Una pelea a muerte entre un camaleón y una serpiente gigante tuvo un desenlace predecible. 

Las imágenes fueron tomada en el Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica y difundidas a través del usuario de YouTube Kruger Sightings. 

La serpiente boomslam es una serpiente venenosa, de tamaño relativamente pequeño (1 a 1.50 metros de longitud) y está ampliamente distribuida por África subsahariana. Se cree que es una serpiente dócil que no ataca a menos que sea provocada. 

Las imágenes son virales en redes sociales.