Para conocer la resistencia de un dispositivo existen diversos métodos técnicamente comprobados, aunque algunas personas eligen los más extremos y espectaculares.

Samsung Galaxy S6 ya está a la venta en varios países alrededor del mundo y, con el fin de demostrar a calidad de sus materiales, un usuario de YouTube decidió realizar varios test. En el video publicado por iCrackUriDevice, muestra la funcionalidad del reciente dispositivo de la compañía surcoreana y lo deja caer desde una altura superior a la de su cabeza.

Como se puede observar, los únicos inconvenientes son abolladuras en los laterales del smartphone, mismos que están construidos en aluminio, pero no hay más daño que ese debido a que funciona normalmente.

Una vez superado ese reto, el usuario pone el Galaxy S6 acostado frente a la llanta de un automóvil, enciende el vehículo y "atropella" al dispositivo en dos ocasiones. El resultado es que el cristal de la parte trasera del Samsung Galaxy está completamente estrellado, pero la pantalla no tiene un solo rasguño. Es más, los menús y el sensor de huellas dactilares funcionan correctamente a pesar de que el usuario puede cortarse con los cristales al momento de sostener la parte posterior.

A simple vista, esto demuestra que el Samsung Galaxy S6 está construido para soportar los golpes solo en el lugar donde se efectúan, disminuyendo el riesgo de un daño colateral en caídas o fuertes golpes.

En la galería de fotos pueden conocer algunos detalles sobre el Samsung Galaxy S6.