Los nuevos modelos del smartphone de Samsung no son resistentes al agua como su antecesor, el Samsung Galaxy S5.

A pesar de ello, el sitio TechSmartt quiso conocer qué tan resistente es el Samsung Galaxy S6 Edge cuando se le pone en el agua. Para comprobarlo, literalmente metieron uno de estos dispositivos en un recipiente lleno del líquido.

Tras un lapso de 20 minutos, sacaron el smartphone y encendió normalmente, aunque señalaron que la calidad de sonido tenía algunos problemas por defectos en los altavoces. Anteriormente, el Galaxy S6 Edge también fue sometido a pruebas de resistencia como ser lanzado contra el piso en repetidas ocasiones y ejerciendo fuerza sobre la carcasa tratando de doblarlo a la mitad.

En seguida les mostramos el experimento de poner el Samsung Galaxy S6 Edge en agua.