Un experimento subido al canal de Youtube hace una comparación entre el Samsung Galaxy S6 y el iPhone 6 sumergiendo ambos teléfonos en un recipiente con agua hirviendo para determinar cuál soportaba más esta condición.

A los 10 segundos de prueba, el de Apple dejó de responder, mientras que el smartphone de la marca surcoreana logró resistir más de 40 segundos.

Como se observa en el video, ambos celulares no pudieron ser encendidos. Sin embargo el logo de Apple se podía distinguir.