Diversos comentarios en las redes sociales siguen surgiendo por la decisión de Samsung de cambiar los materiales para su más reciente smartphone de plástico a metal porque, según señalan, "traiciona a sus principios".

La compañía surcoreana lanzó recientemente el Samsung Galaxy S6 Edge, su modelo con pantalla curvada que presume tener un recubrimiento de Corning Gorilla Glass 4 tanto al frente como al reverso, lo que le da una mayor resistencia. Precisamente para corroborar qué tanto resiste, una usuaria de origen chino grabó un video donde se observa la forma en que avienta el Samsung Galaxy S6 Edge contra el piso en repetidas ocasiones.

El resultado del experimento los sorprenderá al ver que, a pesar de los fuertes impactos, sigue funcionando comúnmente. Anteriormente, el S6 Edge también resistió la presión con los dedos verificando que no se puede doblar a la mitad.