Hezi Dean, un mago israelí, asombró a decenas de personas en el centro comercial más grande de Tel Aviv, el Dizengoff Center, con su truco de levitación, flotar en el aire, según informa el diario The Guardian.

Dean es conocido en Israel como uno de sus ilusionistas más atrevidos, según explica El Confidencial.

Según relatan varios medios, el ilusionista asegura haber pasado 64 horas en el interior de un cubo de hielo, o hazañas como permanecer colgado de un alambre en llamas sujeto entre dos rascacielos.