Muharrem es un joven turco con problemas auditivos y se ha convertido en protagonista de uno de los vídeos virales y emotivos del momento.

Samsung y la agencia Leo Burnett han hecho un gran esfuerzo para regalarle algo muy especial: un día sin barreras.

El principal obstáculo del joven es la comunicación, dado que su incapacidad le obliga a hablar mediante señas y muy pocas personas conocen dicho lenguaje.

Pero, ¿qué pasaría si un día pudiera comunicarse con todo el mundo?

Para poder llevar a cabo este propósito y con la ayuda de su hermana, las dos empresas organizaron diferentes escenarios en los que las personas interactuaban con él. La planificación duró un mes de trabajo y muchas personas implicadas, que incluso recibieron clases para aprender a hablar con señas. 

Durante un día, Muharrem pudo comunicarse con la gente por la calle, en las tiendas entendían lo que quería pedir y hasta pudo conversar con un taxista. 

Al final, se topó con un panel digital en el que una mujer se dirigía a él por su nombre y usando el lenguaje de señas le explicó que Samsung lo había elegido para presentar su nuevo servicio de atención al cliente a través de vídeo, dirigido a personas con deficiencia auditiva.