En Guatemala nacen los Rones Añejos Botran, reuniendo las bondades del suelo, el clima, la pasión y el trabajo de la gente de este país. Son reconocidos en otros 22 países por su insuperable calidad.

Publinews visitó la Casa Botran en Quetzaltenango para conocer más acerca de su historia, el añejamiento de los diferentes tipos de rones y la forma correcta de consumirlos y maridarlos. ¡No te pierdas este reportaje!

El legado de pasión y tradición de los Rones Añejos Botran inició a mediados del siglo XX.

Fernando Ruiz

Foto:

HISTORIA

El legado de estos rones inició a mediados del siglo XX gracias a los hermanos Don Venancio, Don Andrés, Don Jesús, Don Felipe y Don Alejandro Botrán Merino. Ellos partieron de su tierra natal en España para establecerse en Quetzaltenango.

Fue allí que nació la empresa que pronto se extendió a Escuintla, Suchitepéquez y Retalhuleu por ser lugares ideales para la siembra de caña. Los secretos se han transmitido de generación en generación y son celosamente vigilados para garantizar las cualidades que los distinguen.

El legado de pasión y tradición de los Rones Añejos Botran inició a mediados del siglo XX.

Fernando Ruiz

Foto:

PRODUCCIÓN

Los métodos de producción de rones y su añejamiento se ha convertido en un acto de maestría. La cadena de producción inicia desde la siembra, destilación, fermentación, embotellado, empaque y distribución de cada una de las botellas.

El centro de distribución para Guatemala se encuentra en el municipio de Mixco.

El legado de pasión y tradición de los Rones Añejos Botran inició a mediados del siglo XX.

Fernando Ruiz

Foto:

SECRETO

El Ingenio Tululá se encuentra en Retalhuleu. Es el lugar ideal para el cultivo de las variedades de caña que son altamente apreciadas por sus concentraciones de azúcares.

Del primer prensado de esa caña se obtiene la miel virgen de caña de azúcar el extracto a partir del cual se destilan los rones y que los distingue de los producidos en otros países, donde se hace usualmente a partir de melaza.

La miel virgen de la caña guatemalteca tiene un gran prestigio por los nutrientes y el sabor que le proporciona las tierras volcánicas del país.

El legado de pasión y tradición de los Rones Añejos Botran inició a mediados del siglo XX.

Fernando Ruiz

Foto:

AÑEJAMIENTO

La miel virgen es fermentada gracias a la lenta acción de una levadura aislada de la piña. El mosto que se obtiene se destila en columnas con partes de cobre y de manera diferenciada para cada uno de los productos. Así se obtienen rones con personalidades únicas y perfiles de aromas y sabores particulares.

Los rones se añejan en las montañas de Quetzaltenango por las condiciones ideales del Sistema Solera, una técnica de añejamiento heredada de la tradición europea e innovadora.

Los rones reposan en una secuencia de barricas cuidadosamente tratadas que previamente añejaron whiskey americano, jerez y oporto. Algunas de ellas son sometidas al fuego para liberar aromas como cacao, vainilla, frutos secos y aromas frutales.

El ron toma su tiempo para adoptar esas cualidades que le brinda la madera. Así adquiere el color, cuerpo, aromas y sabores especiales, maduros y balanceados.

El legado de pasión y tradición de los Rones Añejos Botran inició a mediados del siglo XX.

Fernando Ruiz

Foto:

RONES Y MARIDAJES

Según los expertos, los Rones Añejos Botran deben ser degustados en cocteles sofisticados o en las rocas. Ellos aseguran que los rones de alta gama se consumen sin mezclar.

Reserva Blanca

Se añeja bajo el Sistema Solera en barricas de roble blanco que previamente añejaron whiskey americano. Es versátil con un color cristalino. Leves notas a vainilla y madera. Es agradable al paladar y explosivo en boca con sus notas afrutadas.

Botran 12

Rones añejos de hasta 12 años de edad, destilados a partir de jugo concentrado de caña de azúcar sometido a una fermentación lenta. Se añeja en barricas de roble blanco americano que previamente contuvieron Whiskey Americano, barricas tostadas y barricas que antes añejaron viejos vinos de Jerez.

Se puede tomar solo o con hielo. Sus notas se mezclan con sabores cítricos, salados, bitter y dulces. Tiene abundantes notas a vainilla, frutas secas, cacao tostado y madera. Es explisov en boca con notas frutales.

El legado de pasión y tradición de los Rones Añejos Botran inició a mediados del siglo XX.

Fernando Ruiz

Foto:

Reserva 15

Ensamble de rones maduros destilados a partir del jugo concentrado de caña hasta por 15 años. Se añeja en barricas de roble blanco americano que contuvieron whiskey americano, barricas tostadas, barricas que añejaron jerez y que maduraron vinos de oporto.

Se puede beber con un cubo de hielo y es el protagonista ideal de la coctelería  sofisticada. Es complejo y expresivo con un perfecto balance de notas de madera, frutas confitadas, cereza roja, frutos maduros y especies como el clavo de olor.

Botran Solera 18

Ensable de rones añejados por hasta 18 años en barricas de roble blanco americano que contuvieron whiskey americano, barricas tostadas, barricas que añejaron jerez y que maduraron vinos de oporto.

Es perfecto para beberlo solo o con un cubo de hielo. Se combina con champagne, jugos cítricos, licores de café o chocolate, ginger y sabores bitter.

Es elegante con notas ricas en madera, cacao tostado, vainilla y aromas caramelizados.

El legado de pasión y tradición de los Rones Añejos Botran inició a mediados del siglo XX.

Fernando Ruiz

Foto:

Otras notas que te interesarán:

-Te mereces una velada romántica con tu pareja en este nuevo SPA en Antigua Guatemala

-Inaugurarán nuevo centro comercial de lujo cerca del Obelisco

-Experimenta un descanso íntimo y elegante en Pensativo House Hotel