Esta comprobado que escuchar música tiene un sinfín de beneficios para nuestra salud, nos ayuda a relajarnos, recargas las energías e incluso calmar las dolencias del corazón.

Estudio afirma que enojarnos puede traer beneficios para la salud

Científicos de la Universidad de Frankfurt elaboraron un estudio que indica los beneficios que tiene intpretar tus tema bajo la ducha. Cuando cantas a todo pulmón, estás inhalando una mayor oxígeno, lo que ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, haciendo que te sientas relajada el resto del día.

No importa si tu voz no es como la de Christina Aguilera o Mariah Carey, el simple hecho de cantar en ese intímo lugar ya le está haciendo un bien a tu cuerpo. Iniciar tu día haciendo eso mejora tu salud y estado de ánimo.

1. Adiós preocupaciones 

La investigación se llevó a cabo con un grupo de voluntarios, a quienes les pusieron por 60 minutos el Réquiem de Mozart y se encontró que los niveles de inmunoglobulina A e hidrocortisona (hormona antiestrés), se habían incrementado considerablemente, especialmente si habían tarareado la música. Esto se debe a que al cantar, se liberan endorfinas dentro del sistema nervioso.

2. Es un gimnasio para la garganta y los pulmones

Cantar es una forma de ejercitar nuestra pulmones, incluso tonifica los músculos abdominales e intercostales y estimula la circulación. Los científicos revelaron que ayuda a combatir los ronquidos nocturnos.

3. Mente fuerte, mente sana

Al interpretar tu canción favorita mantendrás a tu mente en forma, ya que, según el estudio, 10 minutos de canto promueve la buena memoria y reduce el envejecimiento cerebral.