La tecnología japonesa sigue impactando al mundo.

El pasado martes, el tren japonés de levitación magnética, “Maglev”, alcanzó los 603 kilómetros por hora, durante un tiempo de casi 11 segundos, superando de esta manera un nuevo récord de velocidad ferroviaria.

A pesar de estas alentadoras cifras, este tren de alta velocidad se mantendrá en un periodo de prueba de casi 12 años, antes de abrir sus puertas al público.

Según lo citó el periódico español El País, los costos para construir la infraestructura del “Maglev” ascienden a los 100 mil millones de dólares, con más del 80% del presupuesto destinado a la creación de los túneles de última tecnología que le permitan circular por Japón.

El tren “Maglev” crea un campo magnético que puede elevarlo hasta diez centímetros por encima de los rieles, de esta manera su único elemento de fricción es el aire.

La ferroviaria nipona Central Japan Railway estima que este medio de transporte i nicie sus operaciones en 2027, en la estación de Shinagawa, al sur de Tokio, a una velocidad máxima de 500 kilómetros.