Seamos realistas: al enviar mensajes, no hay suficientes emojis y emoticones para demostrar cómo realmente nos estamos sintiendo.

Con este "problema de primer mundo" en mente, la empresa startup de Nueva Jersey Tactonics diseñó un dispositivo que transforma sus textos sin vida en experiencias sensoriales vibrantes. TactPuck, el gadget con tamaño de una moneda con capacidad Bluetooth, desencadena vibraciones, iluminación y la sensación de frío/calor cuando un usuario recibe un mensaje a través de una aplicación para teléfono inteligente.

Metro habló con Eddie Bugg, fundador de Tactonics, sobre su concepto, que se encuentra en etapa de desarrollo.

¿De dónde viene la idea de TackPuck?
  –El TactPuck portátil y su aplicación de teléfono inteligente TactSpace vinieron de reconocer la popularidad de la mensajería móvil e instantánea y como respuesta a la simple pregunta: "¿Qué sigue?". En otras palabras, tenemos mensajes de texto, mensajes de voz, mensajes de fotos y video, WhatsApp, Instagram, Snapchat, etc. ¿Cómo nos vamos a comunicar en el futuro? Y encontramos la respuesta: ¡con la mensajería sensorial!

¿Cómo funcionará la mensajería sensorial?
  –Imagínate enviando y recibiendo mensajes móviles que no tienen que ser hablados o escuchados, escritos o leídos. En cambio, son recibidos a través del tacto y los otros sentidos. Imagina un lugar donde mensajes reflexivos están claramente y discretamente comunicados sin voz, texto o imágenes. Con TactSpace los usuarios envían y reciben mensajes sin oír, leer, o incluso verlos.

¿Y qué es exactamente lo que el usuario va a sentir?
  –Al usar la aplicación TactSpace las personas pueden enviar mensajes sensoriales personales conocidos como "tacts". Serán recibidos por otros teléfonos y de forma inalámbrica empujados hacia el portátil, que está en contacto con la piel. Hay un sinfín de variaciones para experimentar: calor, vibración, "codazos", y "shock", por ejemplo.

¿Por qué los mensajes sensoriales son el camino al futuro?
  –Mensajería sensorial ha existido desde siempre cuando las personas han estado tocándose, abrazando, tomándose de las manos o dando la mano. Sin embargo, ¿qué pasa si no estamos lo suficientemente cerca para sentir un apretón de manos o un abrazo? Incluso con todas esas aplicaciones de mensajería, aún queremos alcanzar y tocar a nuestros seres queridos. En pocas palabras, las llamadas y los mensajes de texto no siempre son suficientes. Un mundo limitado a hablar y escuchar, escribir y leer, de alguna manera nos hace sentir inadecuados.

¿Tienes alguna idea de proporcionar mensajes con el sentido del olfato?
  –Sí. Espero que pronto TactPuck sea capaz de emitir un número infinito de aromas. Pero, todavía estamos buscando fondos para seguir apoyando nuestro prototipo.