El periódico británico "Daiy Mail" reportó que la mayoría de los médicos londinenses comparten datos confidenciales comúnmente, por lo que la información de los pacientes corre peligro.

Una investigación realizada por el equipo del Imperial College de Londres encontró que los médicos y enfermeras usan aplicaciones de mensajería, como WhatsApp, para enviar información clínica sobre los enfermos.

Sin embargo, de acuerdo con los expertos, los datos pueden ser interceptados por cualquiera con conocimientos básicos en informática:

"Debido a la falta de encriptación de datos y módulos de seguridad necesarias, la transmisión de información de los pacientes [de esta manera] es actualmente insegura y puede resultar en la divulgación inadvertida de datos altamente sensibles y confidenciales, sobre todo si se pierden los teléfonos, robado o vistos por usuarios no autorizados", explica el informe.

El estudio entrevistó a 287 médicos y 564 enfermeras en cinco hospitales de la capital inglesa. Del total de doctores, 65% admitieron esta práctica, mientras que 46% había enviado fotos con pacientes a los colegas.

Los especialistas advirtieron que las consecuencias de la hacer pública la información de salud podrían ser catastróficas, por lo que pidieron reforzar las medidas de seguridad de los hospitales. 

En la galería de fotos les presentamos 9 trucos para sacar mejor provecho a WhatsApp.