Su nombre es Louis Park y es un soldado estadounidense que se encuentra actualmente luchando contra el Ejército Islámico en la ciudad de Mosul, en Irak.

"Daesh, vengan a retarme a una batalla pokémon. Los morteros son para cobardes", escribió al pie de una fotografía que compartió a través de su cuenta de Facebook.

La foto, según lo que comentó Louis, fue tomada justo en la línea de combate y muestra a un Squirtle a punto de ser atrapado por él en Pokémon Go. 

El pokémon está parado justo junto al fusil de Louis. Por suerte, el soldado informó que la misión fue un éxito y ese Squirtle ahora está en su colección. 

Faceboo/Louis Park

Foto:

Y, como suele suceder en Internet, la imagen se volvió viral, pues muestra el inmenso alcance que este juego está teniendo en cada rincón del mundo. 

Los contactos de Louis, inmediatamente, comenzaron a responder editando la imagen y haciendo "memes" al respecto. 

Uno de ellos comentó "Reza para que ellos no tengan un Charizard". 

Faceboo/Louis Park

Foto:

¿Quieren comenzar el juego con un Pikachu?

Si aún no comienzan a jugar -o están dispuestos a reiniciar el juego y perder sus avances-, les decimos cómo pueden obtener un Pikachu desde el inicio de Pokémon Go. 

Cuando comienza el juego, el Profesor Willow nos pedirá que atrapemos a uno de los tres pokémones que se encuentran junto a nuestro personaje. Estos son Bulbasaur, Charmander y Squirtle. 

Lo que deben hacer a continuación es caminar lejos de ellos. Notarán que los tres pokémones los siguen por el mapa. 

Ustedes se alejan de ellos, pero continúan apareciendo a su lado o enfrente. Ignórenlos, sigan caminando. No los toquen siquiera. 

Entonces, cuando menos se lo esperen, ¡un Pikachu aparecerá! 

Ahora es el momento de atraparlo. Toquen el Pikachu y láncenle la pokébola, así será suyo. 

¿Qué les parece el truco? Es bueno tenerlo en cuenta para cuando el juego sea lanzado oficialmente en América Latina. 

Si ya lo tienen, pueden hacer esto creando una cuenta nueva. Sin embargo, recuerden que perderán todo su progreso.