Snapchat es una aplicación que llegó haciendo ruido desde que fue lanzada, pero nunca como en la actualidad, pues se ha convertido en la favorita de chicos y grandes. Bueno, más chicos que grandes, pero no discrimina.

Sus divertidos filtros se han convertido en tendencia, pero pocos tan divertidos como el “Swap face” o “Cambio de rostro”.

Es fácil, en teoría: dos personas se toman un selfie y cambian rostros. Simple, en teoría.

Pero estos usuarios llevaron el cambio de rostro a otro nivel, conozcan los divertidos resultados en nuestra galería de imágenes.  

Y para que se les pase el susto, les dejamos el video de un perrito con un filtro de... perrito y otros más.