Cuando iniciamos un nuevo año, uno de los propósitos que la mayoría hacemos es bajar de peso e iniciar una dieta, la cual puede agobiarnos por el esfuerzo de evitar: frituras, chocolates, pan, pasta, entre otras cosas. Sin embargo, no es necesario que dejas la cerveza.

Contario a lo que muchos piensan, esta una bebida compatible con un estilo de vida saludable que, si se toma con moderación, puede disfrutarse como parte de una .

Toma en cuenta que la cerveza es un alimento más y hay que beberla con moderación.

Por eso, el Mayr Health Centre de Austria recomienda beberla así:

Mujeres: Una botella al día

Hombres: Dos botellas al día

Solo así podrás aprovechar sus beneficios, y recuerda que esta bebida es 90% agua, así que los minerales que se encuentran naturalmente en el agua hacen de ésta una buena bebida rehidratante, especialmente las que tienen bajos porcentajes de alcohol.

El resto de sus ingredientes, como cereales, lúpulo y levadura, generan una buena cantidad de vitaminas del complejo B.

Así que este 2016 no será necesario que sacrifiques la cerveza, solo manten claro que es un elemento más de una dieta balanceada y toma en cuenta con qué alimentos la acompañarás.