¿Seria o divertida? ¿Tranquila o activa? ¿Desprejuiciada o conservadora? ¿Amante de la comodidad o fashionista? Todo esto y mucho más es lo que delata lo que llevamos en nuestros pies.

Según un estudio de la Universidad de Kansas, publicado en el Journal of Research in Personality, el 90% de la personalidad se revela en lo que cada uno lleva en sus pies.

“La gente tiende a prestar atención a sus zapatos y a los del resto. Hay gran variedad de estilos, marcas y funciones. Debido a esta variedad, ellos contienen información de las diferencias individuales. ¿Realmente es así? Nosotros pensamos que sí”, afirmaron en la investigación.

El equipo de psicólogos, liderados por el doctor Omri Gillath, indicó que los zapatos tienen un propósito práctico, pero también dan señales no verbales, mensajes simbólicos.

Según ellos, gracias al calzado que llevamos puesto, quien nos ve, aunque no nos conozca, puede adivinar el 90% de las características de nuestra personalidad.

¿Cenicienta o chica mala?

Para realizar la investigación, los profesionales hicieron que 63 estudiantes analizaran imágenes de los zapatos de 208 personas que, previamente, habían completado una ficha con datos particulares. A los observadores se les solicitó que indicaran la edad, el sexo, la clase social y distintas características de la personalidad de los dueños de cada par. Las coincidencias alcanzaron porcentajes muy altos.

Además, se llegó a otras conclusiones. Hay cosas obvias: los zapatos más costosos pertenecen a quienes ganan salarios más altos; los que brillan, a personas muy prolijas; los llamativos, a aquellas que adoran ser el centro de atención.

Sin embargo, hay algunos resultados más sorprendentes. Por ejemplo, las personalidades agresivas se inclinan por utilizar botines; las personas agradables prefieren el calzado cómodo y funcional; y quienes se caracterizan por su tranquilidad, se destacan por llevar zapatos ultra chic y bonitos, pero incómodos.