El experto en diabetes explica las cifras de la población que padece de esta enfermedad silenciosa y las principales recomendaciones para evitar el padecimiento junto con la canalifusina, el nuevo medicamento para poder controlarla.

¿Qué daña la diabetes?
La diabetes como enfermedad es crónica y metabólica que se caracteriza por el aumento de glucosa en la sangre, azúcar alta que es tóxica para las células y por ende los riñones, el sistema vascular etcétera. Daña todos los órganos porque les llega sangre.

¿Cómo está a nivel mundial?
El impacto es bastante grande, porque se calcula que 382 millones de personas padecen la enfermedad, aunque sólo el 54% saben que tienen la enfermedad, el resto viven sin saberlo. Para 2030 esto va a seguir aumentando y se calcula que habrán 592 millones enfermos y a su vez será la séptica causa de muerte en el mundo. En Latinoamérica son 55 millones.

Oliver de Ros

Foto:

¿Cómo está el país?
En Guatemala, su prevalencia es bastante alta, de 8.9% padece diabetes.

Hay dos tipos ¿Qué pasa con la más leve?
La tipo 1 que es responsable del 10% de la diabetes y se diagnostica en niños y en adolescentes y esto se produce porque el sistema inmune que nos protege de infecciones y demás ataca al páncreas y destruye las células que producen insulina, que es la hormana que se secreta después de comer, la que disminuye la glucosa en la sangre.

Y la tipo 2.
Esta constituye el 90% de los casos. Es la que se diagnostica a los 40 años, pacientes con sobrepeso, que han tenido hábitos alimenticios bastante malos y se produce por la disminución de insulina o insensibilidad de insulina, cuando el paciente la produce pero el cuerpo no la reconoce muy bien y hay una disminución para aumentar la glucosa.

¿Cuántos casos hay en Guatemala?
En 2014 se reportaron 680 mil casos y 8 mil muertes aunque se estima que un millón 200 mil viven con la diabetes tipo 2.

Oliver de Ros

Foto:

¿Cuáles son los síntomas?
Aumento de la ingesta de comida, beber bastante agua e ir con frecuencia a orinar. Esto a cualquiera le puede pasar. El paciente muere de las complicaciones, el 60% por complicaciones cardiovasculares, como infartos y derrames.

¿Cuánto tiempo puede vivir alguien enfermo?
El paciente diabético vive de 7 a 10 años menos, la expectativa de vida disminuye. Una vez alguien enfermo se debe aprender a vivir con ello. Con medicamento recupera 5.

¿Cuál es la forma más fácil de prevenirla?
Los hábitos alimenticios y el sedentarismo. Comer y beber con mucha azúcar y olvidarse de hacer ejercicios son los principales factores de riesgo para enfermarse. Para prevenirlo hay que comer saludable, tener una proporción no comer demasiada grasa, sino también carbohidratos y caminar 30 minutos tres veces a la semana.

¿Cómo funcionan los medicamentos actuales?
Los médicos buscan productos que sean orales, con eficacia y que brinde a los pacientes como la disminución de peso y de presión arterial. Todos actúan dependientes del páncreas, lo que hacen es estimularlo para aumente la secreción de insulina.

¿Qué hace su producto?
Nosotros desarrollamos la canagliflozina. No actúa sobre el páncreas y actúa en el riñón. Lo que hace nuestro medicamento es excretar por la orina el exceso de glucosa y deja el páncreas trabajando a un nivel relajado.

¿Qué tipo de pruebas han realizado?
Tiene las pruebas e investigaciones más robustos. Se estudiaron más de 10 mil pacientes y se comprobó el estudio clínico. Se comprobó la eficacia hasta 104 semanas y se sigue demostrando por más tiempo.

¿Es más rápida la reacción?
Los resultados se ven de manera inmediata, al ingerir la medicina el paciente excreta la glucosa por la orina. Los efectos secundarios son infecciones urinarias, que se pueden tratar con antibióticos.

¿Existe la posibilidad de combinación?
Las guías internacionales han pautado que se puede usar canalifusina con dieta y terapia y con combinación. La idea es que entre más mecanismos se usen habrá mayor control.

¿Cuánto tiempo de prueba?
Fueron aproximadamente diez años, desde el comienzo hasta la prueba final. No se ha observado un desgaste en el riñón pero se realizan estudios médicos. Los estudios se realizaron en varios países.

¿En dónde se comercializa?
En algunos países de Europa, Estados Unidos, Chile, Panamá, Argentina y ahora en Guatemala que ya lo tienen en el Seguro Social desde finales de 2014 y en farmacias, el costo es altamente competitivo.