El año 2015 puede marcar un punto de inflexión en la lucha mundial contra el cambio climático, ya que se espera que para finales de ese año se llegue a un acuerdo global para que revierta los efectos nocivos del calentamiento global en la Tierra, en la vigésimo primera sesión de la Conferencia de las

Partes de la CMNUCC, que tendrá lugar en diciembre de 2015, en París, Francia.
Durante dos semanas a partir del 30 de noviembre hasta el 11 de diciembre de 2015, los negociadores de cada país participarán en la vigésimo primera Conferencia sobre Cambio Climático (COP 21), que organiza el gobierno francés en el espacio de exposición en París-Le Bourget. Organizado por la CMNUCC bajo el mandato de la Asamblea General de las Naciones Unidas), esta conferencia sigue las fallidas negociaciones de la conferencia de 2009 en Copenhague, la próxima ocasión decenal para que los países firmen un acuerdo global sobre nuestro clima, su compromiso financiero y reiniciar un frente de acción mundial al desafío climático.
Las Naciones Unidas y gran parte del mundo han puesto sus esperanzas en la COP 21 para lograr un gran acuerdo que consiga una reducción real de las emisiones de carbono. “Espero que podamos ver el acuerdo entre China y los EE. UU. para tomar forma con metas y plazos específicos definidos para reducir la huella de carbono de cada nación”, le dijo a Publinews Internacional Charles Fletcher, autor del libro “Cambio Climático: Lo que la ciencia nos dice”.
A pesar de un número cada vez mayor de las políticas de mitigación del cambio climático, según la encuesta de 2014: Mitigación del Cambio Climático, del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas, las emisiones anuales de gases de efecto invernadero crecieron en un promedio de 1,0 gigatoneladas de dióxido de carbono equivalente (GtCO2eq) (2,2%) por año desde 2000 hasta 2010 en comparación con 0,4 GtCO2eq (1,3%) por cada año de 1970 a 2000. Las emisiones totales de gases de efecto invernadero antropogénico fueron las más altas en la historia de la humanidad desde 2000 hasta 2010 y llegó a 49 (± 4,5) GtCO2eq / en 2010.

La crisis económica mundial 2007/2008 solo temporalmente redujo emisiones.

Teniendo en cuenta que las emisiones de gases de efecto invernadero han aumentado significativamente a pesar del gran número de conferencias sobre el cambio climático, lo que se ha de cumplir en la COP 21 en París es que “China y los EE. UU. consigan acuerdos agresivos y la India llegue a la mesa con un plan que permita el desarrollo de su nación mientras reduce su huella de carbono”, explicó Fletcher.

Sin embargo, incluso si se llegara a un acuerdo importante en la COP 21, los cambios no se reflejarán inmediatamente ni los acuerdos se pondrán en marcha en los próximos meses. “Se espera que para que cualquier acuerdo entre en vigor en 2020, todavía signifique que habrá seis años sin ningún corte significativo en las emisiones de carbono”, dijo Mark Maslin, autor del libro “Calentamiento Global: Causas, efectos y el futuro” y director del University College London Environment Institute.
Los organizadores de la COP 21 y los expertos han puesto la esperanza de la lucha contra el cambio climático en la reunión de París, pero los resultados dependen en gran medida de las decisiones de los Estados Unidos, China y la UE, que representan casi el 60% de todas las emisiones de carbono a nivel mundial.

ANÁLISIS

Mark Maslin
Profesor de geografía en el University College de Londres y autor del libro “El calentamiento global: Causas, efectos y el futuro”

Hay signos de esperanza en la COP 21

¿Qué podemos esperar de la Conferencia sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas (COP 21) en 2015?
Hay signos de esperanza para la COP 21. Hay movimientos claros en los principales actores; China, ahora el mayor contaminador de GEI en el mundo, ha empezado a discutir instigar un esquema de comercio de carbono regional que si tiene éxito se extenderá a todo el país. Mientras que Estados Unidos, que ha emitido un tercio de toda la contaminación de carbono en la atmósfera, se ha colocado la responsabilidad de regular las emisiones de dióxido de carbono en la Agencia de Protección del Medio Ambiente, lejos de las disputas políticas en Washington DC. Así que espero que haya alguna especie de acuerdo en París. Si va a ser lo suficientemente fuerte y si será posible de consagrar en el derecho internacional es otro asunto. Se necesitaron ocho años para que el Protocolo de Kyoto fuera finalmente ratificado y entrara en vigor.

¿Qué debe suceder en la COP 21 para que haya un gran avance en la lucha contra el cambio climático?
Un importante tratado jurídicamente vinculante interno con objetivos claros de reducción de emisiones debe ser acordado con metas intermedias para asegurar que cada país cumpla estos objetivos, cada cinco años.

¿Crees que será posible alcanzar un acuerdo universal sobre el clima de parte de todas las naciones de todo el mundo?
Creo que es posible lograr un acuerdo negociado.

¿Quiénes serán los protagonistas de la COP 21?
Los actores clave en las negociaciones serán EE. UU., China y la Unión Europea. Si pueden estar de acuerdo, entonces eso representa casi el 60% de todas las emisiones de carbono a nivel mundial y entre ellos pueden dejar el cambio climático bajo control. Además, dada su situación económica, podrían asegurar que todos los otros países los sigan. Sin embargo, será clave el comportamiento de los EE. UU., que los negociadores estadounidenses y el presidente Obama lleguen a un acuerdo o si interrumpen cualquier acuerdo.