Casi dos años después de su lanzamiento, Microsoft anunció este lunes que Xbox One por fin tendrá retrocompatibilidad con la consola de anterior generación.

Durante su conferencia en el E3 2015, la compañía estadounidense dio a conocer que se podrán disfrutar todos los juegos de Xbox 360 en la consola casera Xbox One. Esta era una de las peticiones que hacían los fanáticos a través de las redes sociales.

Xbox aseguró que no habrá restricciones respecto a la retrocompatibilidad por lo que todos los usuarios podrán hacer uso de ella "para que no tengan que pagar por los juegos que ya tienen". La función estará disponible hacia finales de año.

En la galería de fotos pueden conocer algunos datos sobre Xbox One. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.