Un asteroide de 0,5 kilómetros de tamaño pasará sin riesgos de colisión por las inmediaciones de la Tierra el próximo 26 de enero, a solo tres veces la distancia que separa el planeta de la Luna.

En el momento de su máxima proximidad, la roca espacial designada como 2004 BL86 estará aproximadamente a 1,2 millones de kilómetros de la Tierra, según informó el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA).

El paso de 2004 BL86 será el más cercano conocido de un asteroide de esa magnitud por las cercanías de la Tierra, señalan los expertos.

Debido a su órbita alrededor del Sol, el asteroide es actualmente solo visible para los astrónomos con grandes telescopios situados en el hemisferio sur.

Pero el lunes 26 de enero, indican los especialistas, la roca espacial será visible desde el hemisferio norte. Ese será el día de mayor proximidad que experimentará 2004 BL86 respecto a la Tierra durante al menos los próximos 200 años.

Los científicos de la NASA afirman que el asteroide podría ser observado por los aficionados mediante telescopios modestos o prismáticos potentes.