Investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison, de Estados Unidos, han descubierto que los compositores clásicos, como Mozart, no son un agrado para los gatos. Entonces, crearon música especial para ellos, en una octava más alta, para llegar al oído sensitivo de los felinos.

Los tonos suenan como una combinación de ronroneos con violines de fondo. "Después de escuchar la música, los gatos están más dispuestos a interactuar con sus dueños", cuenta a Publimetro Charles Snowdown, profesor de sicología de la Universidad de Wisconsin-Madison.

¿Qué te inspiró para crear estos sonidos para gatos?
- Hemos trabajado con monos tamarinos, para crear música basada en el rango auditivo y rítmico de ellos en vez de el de los humanos. Entonces aprendimos que mucha gente tiene la radio prendida durante todo el día pensando en sus mascotas, y nos hemos dado cuenta de que esto podría no ser bueno para los animales o podría no tener significado alguno, así que empezamos a trabajar con gatos domésticos.

¿Qué es lo que quiere lograr con este estudio?
- Queríamos evaluar si es que la música compuesta en los rangos de frecuencia de la comunicación de los gatos, y en sus tiempos, es apropiada para ellos, y si finalmente era más aceptada por ellos que la música humana, y también queríamos ver si es que habían efectos negativos con uno y otro tipo de música.

¿Por qué a las mascotas no les gusta la música humana?

- Los rangos auditivos y de frecuencias y tiempos que usan para comunicarse son diferentes que los de los humanos. Nos gusta la música hecha de acuerdo a nuestros propios rangos comunicativos, tanto de habla como auditivos, por lo que sospechamos que los animales podrían responder mejor y ser más sensibles a espectros musicales más apropiados para ellos.

Esta música para gatos, ¿podría tener efectos positivos también en las personas?
- Compusimos deliberadamente la música tanto para los gatos como para sus dueños. Tenemos un montón de notas agudas que apelan a los gatos y hemos evitado aquellos más agresivos. Después, incluimos notas más bajas que apelan a los humanos. Por lo general, a las personas que han escuchado estas canciones les gustan. Si las personas van a poner música que los gatos puedan apreciar, también involucra a los humanos.

¿Qué efectos puede tener esta música en los gatos?

- A los gatos les agrada más acercarse a los parlantes cuando están tocando esta música, ronronean e incluso se frotan, mientras que no hacen esto con música para humanos. Además, reaccionan en promedio un minuto antes a la música de gatos que a la música de humanos.

¿Cómo puede estos sonidos para felinos ayudar a sus dueños?
- Algunas personas que tienen gatos nos han escrito que han adoptado animales de refugios y que los gatos les tienen miedo, pero que después de haber escuchado la música, parecen estar más dispuestos a interactuar con ellos. Otros nos han contado que sus gatos se ponen más en alerta cuando escuchan la música. Esto indica que la música no les produce ninguna molestia, pero tampoco beneficios.