Dos usuarios de la compañía han iniciado una demanda en conjunto en contra de Apple. ¿El motivo? Aseguran que la instalación del sistema operativo iOS 8 en sus dispositivos ocupa hasta el 23.1% de su capacidad.

Paul Orshan y Christopher Endara entablaron la acción legal el pasado martes en California. Ellos acusan a la empresa de utilizar los límites de capacidad de almacenamiento para obligar a los consumidores a pagar por las actualizaciones a sus capacidades de almacenamiento de iCloud, según información de la Revista TIME.

Este escándalo llega después del #Celebgate y del #Bendgate, momentos difíciles para la compañía durante el pasado año.