Te pasa que cuando llega el invierno subes de peso, ¡no te preocupes, no eres tú!.

Nutricionistas indican que durante esta época hay una tendencia de querer comer más, sobre todo chocolates, postres, tortas, dulces y frituras.

¿El motivo?

Durante el invierno se incrementa la ansiedad por comer en exceso debido a la sensación de frío, lo cual si se suma a una reducción en la actividad de física, provoca que los adultos suban de peso con rapidez, según señaló el Colegio de Nutricionistas del Perú (CNP).

"Aquellas personas que cuidaban su físico durante el verano dejan de hacerlo en invierno, abandonan la actividad física y, por querer mantener el calor corporal tienen más apetito y empiezan a consumir alimentos de alto contenido energético como chocolates y grasas, lo cual genera un aumento de peso", afirma Roy Miranda Cipriano, decano del CNP.

Los expertos recomiendan combatir esta ansiedad ingiriendo frutas, verduras, evitando grasas de origen animal, reducir el consumo de sal y azúcar, y preferir productos integrales.